Juegos del pueblo

Estimados lectores, así como en la antigua Roma, estamos a punto de iniciar los juegos del pueblo… Y estos no van a ser en un Coliseo, sino en las calles de Acapulco, y en los juegos no vamos a ver gladiadores batirse a muerte por gloria, sino a los de siempre, es decir, a los mismos actores políticos peleándose como siempre entre sí, sacando sus trapitos sucios, los mismos trapitos que sacan en cada elección, porque muchos son los mismos contendientes de las elecciones pasadas, ¿o me equivoco?

Y si aún no has adivinado la analogía de a qué juegos del pueblo me refiero, déjame ayudarte un poco más, con las siguientes pistas: Llegó la temporada de observar grandes espectaculares en la costera de personas desconocidas que supuestamente desempeñaron un cargo público, pero que nunca vimos, pero por supuesto que quieren su reelección, es más, cuenta la leyenda que hasta de sus casas se desaparecieron cuando les dieron el cargo público; Llegó la tan ansiada sección de prometer lo que no se tiene y regalar hasta la licuadora, porque no me dejarán mentir que en nuestras elecciones todo se vale, ¿no?; Llegó la época del cambio de pijamas, y esto lo digo porque todas las playeras que regalan los diversos partidos políticos para eso se usan, ¿¡qué no!?; Llegó la época de ir a los barrios con menor atención a jugar futbol y hacer el ridículo, es más, llegó la época de hacerte cristiano si eres ateo, de ser pro vida, pro aborto, bueno, hasta los misóginos se vuelven precursores de los derechos de personas con preferencias sexuales diferentes; Llegó la época de ver y escuchar al mismo candidato prometer y argumentar lo mismo que dijo hace tres años, pero de diferente forma… ¡Ah, por poco y se me olvida!, llegó la época de hacer obras sin sentido, para sacar para la campaña, ¿o no mi Presi..? Y por supuesto, inician las alianzas y las traiciones entre personas que juraban ser amigos y otras que juraban jamás dirigirse la palabra, bueno, hasta salen los payasos a las calles diciendo Soy tu Broth, -ya hasta promoción le di-. Así es estimados lectores, comienza el camino hacia las elecciones del 2021, comienzan los destapes de los candidatos, los de siempre, si antes eran del PRD, ahora por MORENA porque esta de moda, si son del PRI, ahora por el PRD pero con alianza, ya saben, lo que nunca pensamos ver, se dio, ¡qué bonito es lo bonito!, si todo lo anterior no te gusta, acompáñame y disfruta toda la propaganda, ataques, injurias y lo que más me gusta: la sección que yo llamo “Encuentra el eslabón perdido”, es decir, ver las fotos de muchos contendientes y ver cuál sale peor, porque no son nada agraciados y los tratan de arreglar… ¡En fin!

Ahora bien, los juegos del pueblo se crean en Roma para poder distraer al pueblo y minimizar las problemáticas, asimismo, los políticos hacen todas las artimañas que les mencioné con anterioridad para distraer la falta de propuestas y únicamente se abocan a llegar al electorado por medio de la simpatía, por lo tanto, es momento de que empecemos a observar lo importante, y estas son sus propuestas a corto, mediano y largo plazo, a observar las alianzas que se puedan crear porque bien dice el dicho Dime con quien andas y te diré quien eres. Porque también llegó el momento del cambio para que los próximos tres o seis años no nos quejemos de los gobernantes que tenemos, al contrario, estemos orgullosos de las decisiones que tomamos. 

Es por ello por lo que con esta frase me despido: “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”, dando al punto de esta frase no caigamos en los juegos que nos traten de ofrecer, observemos las opciones objetivamente, porque el cambio es hoy, el cual lo hacemos todos.

Por: Juan Manuel Ramirez Mendoza 

Redes: 

Insta: @jm.ramirezm

Twitter: @Jmramirezm1

 

COMPARTIR