El gobierno de Italia estudia la posibilidad de obligar a vacunarse contra el coronavirus a todos los docentes para el retorno de las clases, una hipótesis que el ministro de Educación, Patrizio Bianchi, analiza hoy con los sindicatos en medio del covid-19 y ante el riesgo del aumento de casos por las variantes pandémicas.

El ministro publicó en redes sociales un mensaje en el que aseguró trabajar “para preparar el retorno presencial y con seguridad en septiembre” a los colegios” y sostuvo que la vacunación “es la clave para volver a la normalidad”.

“En las próximas horas estudiaremos cuál será el instrumento más eficaz para el retorno de todos a los colegios de forma presencial, segura y sin clases online. Ninguna hipótesis está excluida“, dijo por su parte el ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza.

Y el ex primer ministro Giuseppe Conte también abogó por “hacer todo lo posible para permitir las clases presenciales” porque las impartidas a distancia “han durado demasiado tiempo”.

La posibilidad de exigir el certificado de vacunación en las escuelas no gustó al ultraderechista Matteo Salvini, de la Liga, quien reconoció que “la vacuna salva vidas”, pero rechazó “obligar niños de 12 y 13 años a la vacunación”.

“¿El certificado de vacunación para entrar a los institutos? No bromeemos, más bien tenemos que continuar vacunando a las personas mayores y frágiles”, recalcó.

A poco más de un mes para que comience el nuevo curso escolar, el gobierno italiano tiene el objetivo de evitar las clases a distancia y la estrategia la definirá en las próximas semanas.

COMPARTIR