Juan José Romero

Chilpancingo,  1  de junio   de 2021.- Irma Lilia Garzón Bernal aseguró que no renunciará a su militancia en el Partido Acción Nacional  luego de su declinación en favor del aliancista Mario Moreno Arcos.

En conferencia de prensa, agregó que hasta en tanto no tenga algún documento de las autoridades electorales, que digan lo contrario, sigue siendo candidata a la gubernatura por el blanquiazul.

“Somos panistas, seguimos siendo panistas mientras no renunciemos, soy candidata mientras no renuncia o me llegue un documento del Instituto donde me diga que quedo fuera de la contienda, por lo pronto sigo siendo candidata a la gubernatura por Acción Nacional, pero ¿no va a renunciar?, no voy a renunciar”, recalcó.

Argumento que ante los tiempos electorales que vive en país que demandan a los partidos políticos cuyos candidatos no tienen opción de ganar la contienda por la gubernatura, se pueden sumar para que Morena no llegue  a esa posición, “estamos en la misma sintonía en todo el país”, sostuvo.

Aseguro que su decisión fue consiente y con mucha responsabilidad anteponiendo dijo lo intereses personales o de grupo por encima de los intereses del estado, “efectivamente estamos todos los partidos, y desde la posición donde me encuentro es sumar votos para que no gane Morena”, insistió.

Garzón Bernal invitó a los demás candidatos que no tienen posibilidad de ganar a sumarse al proyecto del aliancista Mario Moreno Arcos, por considerar que es la persona indicada que ha hecho propuestas a diferencia de Morena con su candidata que solo “se la pasa cantando y la única propuesta que ha dado es la canción de Selena”, señalo.

A pregunta expresa, dijo que a un día de que concluyan las campañas, siendo ahora la preocupación la adhesión del voto para que Moreno Arcos llegue al Poder Ejecutivo del estado, señalo.

En cuanto a los señalamientos de la candidata a la alcaldía de Acapulco quien mostro una maya con blanquillos,  diciendo que son los que le hicieron falta para terminar con candidatura, Garzón Bernal aseguro que Luisa Fontova Torreblanca, no es panista, “es de la sociedad civil a quien se le invito a que fuera candidata del partido y yo respeto su opinión, no tengo nada que decir de ella”, apunto.

Dijo que hasta el momento no tiene ninguna notificación de parte de la dirigencia nacional del PAN sobre su expulsión como en su momento lo anunció Marko Cortez, y señalo que ha sufrido violencia política de parte de la candidata a la alcaldía de Acapulco y del dirigente estatal Eloy Salmerón.

“A mí me está respaldando la Red de Mujeres en la política, estamos analizando y estamos trabajando sobre ese tema de violencia política ya que es un tema en el cual ellas ese grupo de la Red de Mujeres siempre va a estar para nosotras las mujeres.

La panista confirmo que antes de anunciar su adhesión a Mario Moreno, hablo con su dirigente nacional Marko Cortes quien le manifestó su desacuerdo, pero se dijo consiente que lo hizo por el estado, y por el país, aseguro. Por: Juan José Romero