El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó multas históricas por más de mil 300 millones de pesos para partidos políticos y candidatos que cometieron irregularidades en sus reportes de fiscalización, y que fueron denunciados por sus contrincantes por gastos aparentemente no reportados, aportaciones indebidas o rebase de topes de gastos de campaña.

El consejero presidente, Lorenzo Córdova, insistió en que el proceso de fiscalización no es punitivo, pero lamentó que a pesar de los avances en esta materia, los partidos políticos sigan incurriendo en las mismas faltas de no reportar gastos y, aunque en un porcentaje menor, también en recurrir a financiamiento de entes prohibidos.

De los primeros 491 proyectos de quejas de fiscalización, 319 se declararon infundados porque no se acreditaron los hechos denunciados, ni se comprobó vulneración a la norma en materia electoral. Del resto, implicaron 129 millones 797 mil 83.57 pesos.

En los 63 dictámenes de fiscalización se aplicaron multas por más de mil 200 millones de pesos, que como MILENIO adelantó, Morena resultó el más multado con el 31 por ciento del total.

“El sistema es una porquería, no jala, se los hemos dicho y no atiende, no corrigen y no solucionan, si dicen que es una falla muy conocida pues corríjanla, el sistema se atora”, reclamó el diputado de Morena Sergio Gutiérrez Luna. Aunque sostuvo que no buscan evitar las multas, exigen que haya responsabilidades y apertura al interior del INE, al considerar que los retrasos en los reportes de informes es por las fallas en el sistema.

De estos últimos dictámenes de fiscalización, la consejera Adriana Favela destacó que de los 35 mil 548 reportes que se debían recibir por parte de todas las candidaturas, solo 589, es decir, el 1.6 por ciento, no entregaron su reporte. En total, se revisaron ingresos por cuatro mil 349 millones de pesos y gastos por cuatro mil 412 millones 550 mil 335 pesos.

Detalló que se actualizaron 274 rebases de topes de gastos de campaña, de los cuales, 35 fueron candidaturas ganadoras y 239 no ganadores. Únicamente en cinco casos de elecciones concejales y distritales se acreditó rebase que supera el cinco por ciento del tope, en los que también existe una votación menor al cinco por ciento entre el primer y segundo lugar, con lo que se podría revocar el triunfo.

En estos casos se acreditaron 60 tipos de irregularidades y concentraron 992 millones de pesos en sanciones. Las y los consejeros también aprobaron iniciar 84 procedimientos oficios por candidaturas que simplemente no respondieron a los requerimientos de fiscalización.

COMPARTIR