Juan José Romero

Chilpancingo, 21 de agosto del 2020.- El Secretario de Salud en la entidad, Carlos de la Peña Pintos, considero que los impuestos que se cobren a los empresarios de este tipo de productos, “se vaya a una bolsa especial de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para la prevención y atención de enfermedades crónico-degenerativas”.

Lo anterior por la alta ocurrencia de personas con padecimientos derivados del consumo de alimentos y bebidas saturados de grasas y azúcares que derivan en enfermedades como Diabetes, hipertensión, obesidad entre otros.

El funcionario estatal calificó como positiva la propuesta de diputados en torno a la prohibición de venta y donación de esos productos saínos para la salud, y sanciones a quienes lo fomenten o realicen.

“Es algo muy bueno y lo hemos comentado varias veces en algunas entrevistas, las propuestas que hemos hecho incluso médicos y directivos de institutos como el de cancerología, es que todos estos alimentos deben tener un impuesto adicional y que ese dinero se vaya a una bolsa especial, que no se vaya al recurso común, con la finalidad de que sea para la atención de enfermedades crónicos degenerativas”, mencionó el galeno.

Independientemente de la prohibición que pueda haber para la venta de esos alimentos chatarra a menores, dijo el secretario de salud, debe haber una estrategia de orientación y educación para una buena alimentación de los menores y el resto de la población, para evitar que contraigan padecimientos como obesidad, diabetes, hipertención y algún tipo de cáncer por el consumo elevado de grasas saturadas y bebidas azucaradas.

Ese tipo de acciones deben realizarse desde las escuelas, comentó De la Peña Pintos, y ya debe ser parte de la formación de los niños para una buena nutrición, y que en su infancia o edad adulta tengan una vida sana, y un organismo resistente, incluso a enfermedades como Covid 19, apunto. Por: Juan José Romero

 

COMPARTIR