Víctor Robles Mújica

Los coordinadores de las fracciones partidistas del cabildo de Acapulco criticaron los tres años de gobierno de Adela Román en donde imperó la corrupción, la incapacidad, y la falta de resultados en los problemas de agua potable, alumbrado, público, seguridad, y la basura, además de solapar la malversación de fondo en CAPAMA.

En una sesión privada de cabildo, en donde solamente permitieron el acceso a los invitados y representantes de los tres poderes del estado, lo ediles reclamos a la alcaldesa Adela Román Ocampo, para falta de responsabilidad y de aplicar recursos económicos en beneficio de la sociedad, y para colmó se colude  con los actos de corrupción orquestados por su sobrino de  nombre  Víctor Román Román y su secretario general del ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez y su hermano incómodo, Andrés Manzano.

En ese sentido la sindico procuradora de Morena, Magdalena Valtierra García dijo “hubo fallos en el camino, así como los pendientes no resueltos, y seria mentir a la población, debió a que los problemas de Acapulco son grandes y complejos, además del rezago heredado de otros gobiernos, reconocemos el reclamo de la falta de agua potable, la recolección de basura, se le queda a deber a la ciudadanía, que no fue sencillo organizar a CAPAMA”.

Por su parte, el regidor del PRI, Luis Miguel Terrazas Irra, manifestó que “quiero dejar asentada nuestra postura en torno a este tercer y ultimo informe de labores, fuimos y seremos coparticipes, a nadie de los regidores del PRI, se nos podrá acusar de mezquindad y ambiciosos, sin faltar a la verdad el veredicto, esta administración municipal, le queda a deber al pueblo de Acapulco, iniciando con el tema de la nómina,  la nomina es el mayor lastre del ayuntamiento, porque se le invirtieron recursos en una reingeniería administrativa que atenuara esta problema, por eso preguntamos que cuanto se redujo la nomina y cuanto dinero le ahorramos a los contribuyentes con ese dinero, el ayuntamiento sigue sin contar con un corralón propio, por lo que se dejará a la ciudadanía vulnerable, ante los abusos de las empresas privas, tampoco se redujo la renta de los inmuebles paras las dependencias, tampoco se destinaron recursos para terminar el nuevo edificio municipio  del centro de la ciudad”.

Agregó que entre otros rubros pendientes están, que en nada le abonaron los cobros de los parquímetros porque todos fueron retirados y están apilados, lo mismo pasa con el rastro TIF, que no fue concluido, dejando más problemas como es la falta de agua potable, que no ha sido privativo de esta administración, la recolección de basura y el alumbrado publico es una asignatura de esta administración, inclusive la Secretaria de Seguridad Pública estuvo acéfala, a pesar de que se nombraron diversos encargados de despacho,  de tal forma que la expectativa que entrega la administración están por debajo de lo esperado por la población. Ha quedado demostrado que solamente fueron discursos y promesas ante los problemas de Acapulco, no es tiempo de repartir culpas o indulgencias, pero este municipio no recibió el apoyo del gobierno federal cuando se pregona que hay un crecimiento favorable. La falta de Fortamun, pero que los municipios fueron descartados para recibir ese dinero”.

Indicó que se ha solicitado prestamos que no rindieron frutos a pesar del apoyo del gobierno del estado desde el inicio de la administración, “el gobierno del estado ha aportado lo necesario, inclusive los 150 millones de pesos para recuperar el parque Papagayo, hacemos un llamado respetuoso al gobierno federal para que brinden los apoyos necesarios, para sacar adelante esta ciudad que requiere de mayor impulso”.

A su vez el regidor del Partido del Trabajo, Roberto Carlos Ortega, dijo que la presente administración a tres años de la administración “debo decir que no nos fue muy bien, en atender los problemas de Acapulco, quien ha sido mal administrados por gobierno anteriores, pero la ciudadanía no pudo confiar en este gobierno por los señalamientos en contra de la administración , le hemos quedado a deber a la población debido a diversas cuestiones,  primero por la pandemia y otros factores que afectó diversas áreas. Es increíble que no se haya atacado el problema de la corrupción en sus funcionarios y hasta el momento no se han citado a los funcionarios señalados”.

De acuerdo con lo denunciado por el ex contralor municipal Francisco Torres Valdez la corrupción la están propiciando los siguientes personajes; Ernesto Manzano secretario general; Víctor Román Román sobrino de Adela Román no tiene cargo tiene oficina abajo de la presidencia; El secretario particular de Adela Román; Jesús Jiménez Nava sub secretario de administración: Antonio de los Santos Mariscal del jefe de transportes combustibles

Torrez Valdéz,  dijo que también que Víctor Román Román tiene más de 300 aviadores en complicidad de Jondar Castillo ex director de Capta. A quienes le quita la mitad del salario, por lo que se lleva la cantidad de 900 mil pesos quincenales limpios de impuestos.

l hermano de Ernesto Manzano de nombre Andrés Manzano, es acusado de diversas irregularidades, primero por el bono de 80 mil pesos, el salario de igual cantidad quincenales y para colmo es que manipula toda corrupción en CAPAMA, protegido por el secretario general quienes se han convertido en los nuevos millonarios de Acapulco en menos de tres años.

Además, manifestó que los regidores también serían auditados por el momento el cobro de 140 mil pesos situación que provocó que se confabulara su destitución.

Los regidores también tienen aviadores, Ricardo Robles 41; Síndicos 53; Ricarda Robles 41, Luis Miguel Terrazas 52, Hugo Hernández 40, además de llevarse limpiamente mas de 140 mil pesos mensuales para supuesta gestoría pero no rinden cuentas, todo esto en complacencia de la alcaldesa Adela Román Ocampo, quien está enterada de todo el movimientos sucio que se presenta el gobierno municipal.

“He manifestado que se debió a un complot, de cinco personas, la primera Ernesto Manzano Rodríguez secretario general del ayuntamiento, el segundo Víctor Román Román  sobrino de Adela Román Ocampo, el tercer el hermano del secretario general  de nombre Andrés Manzano Rodríguez, que está como director comercial en CAPAMA, Edmundo García López secretario particular de la presidenta y todos los regidores de la comuna de Acapulco, porque a Ernesto Manzano, en una auditoría le encontramos que tenía responsabilidad directa en el manejo de los recursos en el erario municipal, él  desde 2019 adquirió el manejo de las pipas con agua para las clases más necesitadas, pero resulta que esa actividad la combinaron para hacer negocio, eso nos lo demuestra la auditoría que se aplicó por parte del personal de la Contraloría municipal. Se detectó que a los piperos se les pagaba el flete de 350 hasta mil 350 pesos, de acuerdo con la distancia del servicio, pero también encontramos que les pagaban todo el combustible y eso era totalmente injusto, pero además, nuestros auditores encontraron a varios ciudadanos que hay registro que unos ciudadanos recibían hasta cinco viajes por un día, pero resultó que solamente era una sola ocasión, pero que debido a la investidura de Ernesto Manzano, le hablé para que fuera a ver el informe de la auditoría aplicada, para que se solventaron las irregularidades, fue con el director jurídico que son amigos, platicaron con los auditores y resulta que al final de cuentas no pudieron solventar, pero para ello proponían que se hicieran contratos y vales para poder solventarlas cuentas, entonces yo le dije que como Contralor no lo puedo hacer, ya estoy viejo y no puedo andar haciendo ese tipo de maniobras, de eso ya tiene 12 días y no ha regresado”.

 

Agregó que solamente envió a sus representantes para encontrar una solución “me dijeron que no había solución y que se deslindaron de los trámites que se estaban realizando y la comprobación ante la Contraloría, por eso maniobraron con los regidores para mi salida, porque yo le había comentado hace unos días antes a la alcaldesa, que revisara las cuentas de los regidores que estaban recibiendo la cantidad de 14 mil pesos mensualmente, por eso dice AMLO, que ganan más que el presidente municipal, me imagino que la alcaldesa les comentó  y  empezaron a moverse tiene razón Ernesto no lo hemos citado y ni creo que lo vayan a citar ahora que yo salí, ya teníamos radicado el informe de auditoría para citar, para declarar como lo hizo su hermano que está en CAPAMA, Andrés Manzano, quien prometió que regresaría los 80 mil pesos, pero tampoco regresó”.

“Las pipas de agua las manejaba Sedesol, que los mueve el negocio”

Todo indica que sí, cuando me nombran contralor a través de una convocatoria ciudadana, fue a fines del 2019  y esto empezó a operar a principios del 2019, pero de acuerdo con el informe de auditoría, se hizo sin ningún contrato, ni control, pero ya la tenía Ernesto Manzano Rodríguez, también llamamos a declarar a la secretaria de Sedesol, Milly Ramírez Olmedo, porque el jefe de Combustibles y Transportes, dijo que ella tenía conocimiento de esa circunstancia y que él desconocía el mecanismo, pero que los contratos debía hacerlos Ernesto Manzano Rodríguez, 

Así es, se lo comente a la alcaldes, tanto Víctor Román como Ernesto Manzano, los fines de , semana la ocupaban para hacer sus borracheras completas, quizás cuando yo le dije a ella, las evitaron, mientras que Edmundo García secretario particular de Adela Román Ocampo, se  asocia con él, pero ya venía enfermo de poder, antes Francisco Guzmán era su particular, pero cuándo llegó Edmundo le cerró las puertas a todos los funcionarios de primer nivel del ayuntamiento, para que nadie se acercara a la alcaldes y ella se dejó consentir, acapara todo y solo el sabia quien pasaba y quién no, yo creo que fue un mal consejo porque solamente provocó que la alcaldes estuviera aislada y no tomara las decisiones adecuadas. Víctor le recomendó a Edmundo para que ocupara un cargo en la presente administración, ese es el otro engranaje del complot, pero hace un rato comentaba que hay cosas muy delicadas en los movimientos del ayuntamiento, hace 25 días llegó a mi oficina el ex director de Vialidad, de nombre Arturo Muñiz, fue a poner una queja en contra del secretario de Seguridad Pública, que lo habían corrido por culpa de Víctor Román, porque se oponía a que hubiera voladores, “que son aviadores”   300 una parte en la policía urbana y otra parte en Vialidad donde estaba él, y otra parte en la policía auxiliar, esos 300 aviadores, cobraron 5 mil 500 pesos, y de eso se quedan con 2 mil 500 y tenía que entregar 3 mil pesos, y ese dinero llegaba directo a Víctor Román Román, son 900 mil cada quincena, y cosa curioso hoy llegó a la oficina a ratificar su dicho, y que pedía protección porque era un asunto muy delicado.

¿Por eso el llamado a AMLO, al gobernador, a la alcaldesa electa  Abelina López y la Fiscalía del Estado, sobre la corrupción en el Ayuntamiento?

 

 

 

COMPARTIR