El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a tocar el caso del ex candidato presidencial, Ricardo Anaya, haciendo un recuento de su paso por la administración pública y la cercanía del panista con Carlos Salinas y Diego Fernández de Cevallos, al señalar que son historias que parecen sacadas de un guión de serie de televisión.

“Es parte de la historia, para los jóvenes, ojalá que… nada más porque Netflix no se interesa en estas historias, pero son guiones únicos para series”, expresó desde su conferencia mañanera en Palacio Nacional.

El mandatario arremetió de nuevo contra Claudio X. González por ser crítico de su gobierno, y acusó a su familia de incurrir en delitos de corrupción en la compra-venta de una termoeléctrica en la huasteca potosina y, a partir de ese tema, recordó a Anaya.

“Ya que estamos en esto, vemos lo de Anaya, porque dicen algunos ‘¿para que le da tanta importancia a Anaya, lo está posicionando como el gran opositor’, y ahora sí, como diría el propio Anaya: ‘ya lo está proyectando para ser el candidato de 2024’.

“Tiene que ver con la corrupción que imperó, Anaya es alumno de quienes empezaron con Salinas de Gortari, con toda la política de pillaje, ¿quién es el maestro de Anaya? Para los jóvenes y quienes no lo saben, uno de los maestros de Anaya es Diego Fernández de Cevallos, refirió.

López Obrador insistió que la acusación contra el panista la hace el ex director de Pemex, Emilio Lozoya, y que no hay una persecución en su contra.

“La denuncia la presenta el mismo gobierno de Peña Nieto, y ahora que lo citan a declarar, se le hace fácil al señor decir ‘me está persiguiendo el Presidente’. ¿Qué tengo que ver yo en toda esta historia? Nada, no tengo que ver nada con la denuncia de este señor, él tiene que aclarar si recibió ese dinero o no.

“No hay persecución en este gobierno, pero también aclarar, porque lo más importante de la transformación es el cambio de mentalidad y lograr la no repetición: nunca más todas estas historias que avergüenzan”, puntualizó.

COMPARTIR