Las autoridades encontraron los cuerpos de 19 mineros de ese país que quedaron atrapados bajo tierra al derrumbarse una mina de carbón el mes pasado, informaron medios estatales, tras una enorme operación de rescate que fue seguida cuando se reportó que los afectados eran en total 21 trabajadores.

Los empleados estaban en la mina de Chaidaer, en la remota provincia de Qinghai, en el noroeste de China, cuando el techo se derrumbó repentinamente el 14 de agosto, informaron el mes pasado las autoridades locales.

Luego de días, una persona salió con vida y otra falleció mientras las autoridades continuaban con las labores de rescate desde la superficie, pero los socorristas no pudieron acceder al resto antes de hoy, cuando se recuperaron los cuerpos restantes.

“A primera hora del lunes, las principales labores de rescate terminaron. Los 19 individuos atrapados fueron descubiertos en la búsqueda, ninguno de ellos con signos vitales”, informó la cadena estatal CCTV, citando al equipo de rescate.

Más de mil personas participaron en la operación, que duró casi 30 días, según la CCTV, y trabajaron en condiciones extenuantes a más de 3 mil 800 metros de altitud.

La mina se encuentra en la vasta meseta entre Qinghai y el Tíbet, a gran altitud, apodada el “techo del mundo”, una zona escasamente poblada y con un clima riguroso.

Los accidentes en las minas son frecuentes en China, donde la seguridad y la normativa no suele aplicarse de manera estricta.

COMPARTIR