Días muy complicados para el país y en el Senado terminaron en empujones, patadas, acusaciones y varias ridiculeces más, pero consulta para enjuiciar a expresidentes, listo; aprobación de la dirigencia de Morena vía encuesta, listo; desaparición de fideicomisos, listo. La razón que se da, la de siempre, corrupción. No tengo duda de que los fideicomisos han sido mal manejados durante años, tampoco tengo duda de que exista una red de corrupción enorme, pero ¿quitarlos acaba con la corrupción?.

Los problemas de corrupción en México han sido señalados durante muchos años, lo preocupante en este tema es que no se obtengan resultados, gobiernos van gobiernos vienen y nada de nada, si saben que existe corrupción en fideicomisos, ¿por qué no detener a los culpables?, ¿por qué no aplicar la ley?, ¿da miedo juzgar cuando sabes que también podrás ser juzgado?, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, pero no es justo para el país, para nosotros los ciudadanos seguir actuando así, ¿imagínense quitamos todo debido a la corrupción?, nos quedaríamos sin gobiernos, sin instituciones, sin seguridad, sin nada. 

Eliminar los fideicomisos no cierra la página de corrupción, al contrario abre una nueva ventana donde se podrá manejar recurso económico multimillonario al antojo de unos cuantos, al final más de lo mismo.

La realidad es que existe mucho por hacer en nuestro país en términos de corrupción,  nosotros los ciudadanos necesitamos exigir rendición de cuentas de gobiernos federal, estatal, municipal, así como rendición de cuentas de senadores, diputados y regidores, como también de todo titular de cualquier secretaría de gobierno.

Necesitamos colaboración de diferentes entes sociales externos al gobierno, que permitan que los recursos para educación, tecnología, deporte, cultura, ciencia, entre muchos más, lleguen a los sectores que deben llegar y éstos den resultados.

Nosotros como sociedad debemos generar estas propuestas para poder poner un alto a esta irresponsabilidad llamada corrupción que día a día adolecemos. El problema es de todos, no debemos quejarnos de algo sólo cuando nos afecta directamente, ¿qué tenemos que vivir o pasar para realmente hacer algo por nosotros?,  juntos sí podemos, el cambio ¡Es Hoy!. 

 

jorgenajeraeshoy@gmail.com

@jorgeluisnajera twitter

COMPARTIR