Frida Alvarado

Como “grave”, calificó la presidenta de la Fundación de Comunidades Marginadas A.C., Ángeles López Sotelo, la negligencia de las autoridades de los tres niveles para la aplicación de la ley de Bienestar Animal, lamentó la presidenta de la

La activista, aseguró que “vivimos en un abandono total con desinterés y desobligación de los funcionarios públicos” que reciben un sueldo del erario y deben rendir cuentas a los ciudadanos porque están obligados a cumplir con la ley.

Explicó que la ley 491 del estado de Guerrero no se ha aplicado en su totalidad en la entidad, sino solo en un “mínimo porcentaje” como son algunas pocas sanciones e inspecciones, sin embargo, no se realizan las campañas masivas y obligatorias esterilización, desparasitación y promoción de adopción, conciencia y trato digno de la tutela de los animales domésticos.

Detalló que no se cumple la ley, en los ayuntamientos donde se establece que todos los municipios deben contar al menos con un centro de control animal.

Así como campañas gratuitas de esterilización por parte de la Dirección de Salud, la aplicación de multas, sanciones y revisiones por parte de la Dirección de Ecología.

En el estado, dijo que el principal creador de políticas de bienestar animal debe ser por el gobernador de Guerrero, así como las dependencias de Semaren, Salud, Propaeg y Seg.

Reveló que, en Acapulco, de acuerdo con cifras otorgadas por Salud Federal en Acapulco existen más de 500 mil animales en condición de calle, de los cuales muchos de estos fueron abandonados en espacios públicos del municipio por la irresponsabilidad de los ciudadanos.

En ese sentido, lamentó que una de las soluciones para los acapulqueños “más mediocres y sin principios es asesinar a los animales”, por lo que puntualizó que el problema de raíz se debe corregir con responsabilidad, valores y ética para generar conciencia de un trato respetuoso a los animales y a las autoridades ejercer la ley de bienestar animal.

“El problema sigue, la gente sigue abandonando gatos y perros porque ni el gobierno municipal, no el estatal hacen absolutamente nada para erradicar este problema”, comentó.

 

López Sotelo informó que derivado de la emergencia sanitaria se han incrementado los casos de abandono y maltrato animal en un 30% “porque estamos viviendo tiempos difíciles” por la crisis en todos los ámbitos.

La activista informó que de las organizaciones protectoras de animales de Acapulco de enero hasta la fecha han realizado más de 15 denuncias por maltrato y crueldad animal a la Dirección de Ecología.

Sobre ello, dijo que han solicitado en distintas ocasiones a la dependencia municipal que se promueva la cultura de la denuncia anónima vía telefónica, no obstante, reveló que la Dirección se justifica argumentando que debe existir un expediente jurídico por lo que piden una denuncia por escrito, lo cual genera mucha pérdida te tiempo para los ciudadanos y evita que ellos hagan la acusación.

COMPARTIR