Julio Zenón Flores Salgado

Las manecillas del reloj parecen resonar en la cabeza de los aspirantes a candidatos a la gubernatura de Guerrero, para que sus partidos anuncien las alianzas electorales para competir en el 2021. Sólo quedan unas cuantas horas para ponerse de acuerdo en un tema que parece muy complicado para todos.

Y es que la experiencia del 2018 aún les pesa a la hora de elegir la estrategia para el 2021, de la cual dependerán triunfos y derrotas y hasta pérdidas de registro de algunos de los diez partidos políticos que participarán en el proceso de renovación en la entidad de gobernador, diputados locales y 80 ayuntamientos, tres de los cuales, por haber obtenido recientemente su registro, no pueden participar en ningún tipo de alianza o candidatura común.

De esa manera, Partido Social por México (PES), Fuerza Social por México (FSM) y Redes Sociales Progresistas (RSP), que en 2018 apoyaron a los candidatos triunfantes de Morena, ahora tendrán que rascarse con sus propias uñas y presentar candidatos propios para obtener una votación que rebase el 3 por ciento de los sufragios válidos emitidos, so riesgo de perder nuevamente su registro, así lo establecen las reglas electorales, ha dicho el presidente del Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC) Nazarín Vargas Armenta.

Por su parte Morena, que en esta ocasión no puede tener el respaldo de esas organizaciones mencionadas y que no lleva como bandera al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que entusiasmó a los millones de electores en la elección anterior, confían en la consolidación de ese partido como marca ya identificada como el partido de AMLO.

Morena, como se ha hecho público, mantiene abierta la posibilidad de alianza con el PVEM a nivel nacional, pero hasta el momento nada se ha concretado, y los militantes de ambos partidos -consultados para el presente trabajo- ven mayo viabilidad de que de concretarse sea sólo para las diputaciones federales.

En el caso de la gubernatura de Guerrero, cuyo plazo para registrar alianzas vence a las 12 de la noche de este martes 10 de noviembre, no se tiene ninguna conversación con posibles aliados a ningún nivel, señalaron tanto miembros de la dirigencia estatal de Morena como integrantes de los equipos de los principales aspirantes a la candidatura estatal.

La versión fue confirmada por dirigentes del PVEM y del PT, que son los posibles aliados de Morena: No hay pláticas al respecto. Hasta la semana pasada el Partido Verde mantenía la expectativa de lograr una alianza además de en los distritos federales, para ir juntos por la gubernatura, pero en las últimas horas esa posibilidad se fue diluyendo y ya han asegurado que irán solos a la elección de gobernador, aunque también confirmaron que podrían llevar como candidato a uno de los aspirantes de Morena que no resulte favorecido, con evidente referencia al senador Félix Salgado Macedonio.

Por el lado de los partidos opositores, tanto el frente formado en el senado y en San Lázaro, como su reciente incorporación al movimiento México sí, alentó la idea de que PRI, PAN y PRD, pudieran ir unidos en los estados para ganar elecciones juntos.

En la realidad, el PAN ya determinó por reunión de su consejo estatal, ir por separado con sus propios candidatos o candidatos externos, aunque se dejó abierta la posibilidad convocar a una sesión extraordinaria de consejo para cambiar esa línea, en caso de ver una buena oportunidad de coincidir con otros partidos en un candidato.

En ese tenor, PRI y PRD son los únicos partidos que mantienen abierta la posibilidad de ir juntos por la gubernatura y las pláticas, iniciadas hace ya algunas semanas, se han mantenido a puerta cerrada, confirmaron fuentes cercanas a las dirigencias de esos partidos, aunque están entrampados en la definición del abanderado común.

El PRD, que ya tiene definido a Evodio Velázquez Aguirre, ha definido que mediría al ex alcalde de Acapulco, con la propuesta del PRI y que dependiendo de la amplitud de la ventaja apoyaría al ganador. 

Si Manuel Añorve fuera la propuesta del PRI y gana por más de 5 puntos, una parte del PRD  (las corrientes que se agrupan en torno a Evodio Velázquez) no tendría problemas en aceptarlo como candidato común, pero no así si fuera Mario Moreno, de quien creen que no saldría muy arriba de Velázquez Aguirre.

Pero, por otra parte, las corrientes nucleadas en torno al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, prefieren, de ser un candidato priista quien abandere la alianza, a Mario Moreno Arcos, actual secretario de desarrollo social del gobierno de Héctor Astudillo Flores y se resisten en apoyar al senador Manuel Añorve Baños, por el viejo resentimiento que le guarda Aguirre Rivero a su primo y paisano el senador Añorve, por haber competido contra él en el 2011.

En ese trabuco ha aparecido en el PRI el ex gobernador René Juárez Cisneros, para proponer al actual coordinador de la fracción priista en el congreso del estado, Héctor Apreza Patrón, quien ha hecho un buen trabajo al coordinar prácticamente a todas las fracciones parlamentarias ajenas a Morena y acompaña continuamente al gobernador Astudillo en sus recorridos por el estado, pese a que no es muy conocido, pues no ha hecho ninguna campaña estatal.

Para aterrizar esta alianza se manejó durante un tiempo el nombre del rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, pero éste prefirió otras opciones y declinó -según personas muy cercanas a él- competir por la gubernatura del estado.

PRD, MC, PVEM la otra opción

Por otra parte, simpatizantes del senador Félix Salgado Macedonio, que ven altas posibilidades de que éste sea desplazado de la candidatura ante el crecimiento de Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, con quien se mediría en una encuesta a partir del próximo 15 de noviembre (convenientemente fuera de los plazos de registro de una coalición o candidatura común) o bien que Morena se apegue a la disposición del INE de proponer a una mujer como candidata en esta entidad donde siente el triunfo asegurado, esperan que el también llamado Toro sin cerca, acepte participar como abanderado de una alianza de izquierda: PRD, MC, PT. Hacía allá fue el mensaje enviado en días pasados cuando Beatriz Mojica Morga, aspirante cobijada por el PT y Salgado Macedonio, se tomaron fotos juntos y las distribuyeron a los medios de información con singular entusiasmo.

El PT, parece tener claro ya que Morena no los quiere o no los necesita para una alianza en Guerrero, y el alejamiento nacional de ambos partidos alimenta esa situación, pero es un partido que ha podido caminar con el PRD, sobre todo por la cercanía que tiene su actual dirigente, Victoriano Wences, con dirigentes y legisladores perredistas, mientras que el manejo nacional del partido Movimiento Ciudadano (MC) se ha visto proclive a acercamientos con el partido del sol azteca y lejano a Morena.

A manera de conclusión podemos adelantar que Morena irá sin alianzas, con un candidato que surgirá de entre Félix Salgado o Pablo Amílcar, si es hombre, o con Adela Román, si se define mujer.

El PRI y PRD intentarán cerrar candidaturas comunes entre sí.

MC, PT y PVEM, juntos intentarán amarrar candidaturas comunes, entre sí o ya sea con el PRI, o con el PRD.

Las alianzas en los municipios son más posibles, pero esas tienen de plazo hasta el 14 de diciembre para concretarse y caminan por buena senda entre el PRI, PAN y PRD, en los principales municipios del estado.

COMPARTIR