Investigadores de la Universidad de Bournemouth, Reino Unido, encontraron en Nuevo México, Estados Unidos, las huellas de los seres humanos más antiguas que se tengan registro en América.

De acuerdo con la investigación que se publicó en la revista Science y en la Universidad de Bournemouth, las huellas tendrían una antigüedad de entre 21 mil y 23 mil años, lo que indica que los primeros seres humanos en América llegaron antes de que se derritieran los glaciares.

Las marcas de pisadas pertenecen a niños y adolescentes y serían la evidencia inequívoca más temprana de la actividad humana en América.

Las huellas se formaron en lodo blanco, al margen de un lago profundo en una playa de lo que ahora es el Parque Nacional White Sands.

Especialistas del Servicio Geológico de Estados Unidos lograron determinar la antigüedad de estas pisadas usando la datación por radiocarbono de las capas de semillas, que se encontraban por encima y por debajo de estas marcas.

“Las fechas varían en edad y confirman la presencia humana durante al menos dos milenios, y las huellas más antiguas datan de hace unos 23 mil años… Esto corresponde a la altura del último ciclo glacial, durante algo conocido como el Último Máximo Glacial, y las convierte en las huellas humanas más antiguas conocidas en las Américas”, destaca la investigación.

Junto a las huellas de las primeros humanos también fueron encontradas marcas de animales ya extintos como mamuts, perezosos terrestres gigantes, lobos y aves.

“Podemos ver la coexistencia entre humanos y animales en el sitio como un todo, y al poder fechar con precisión estas huellas, estamos construyendo una imagen más amplia del paisaje”.

Foto: Universidad de Bournemouth

Antes de este descubrimiento, se consideraba que los primeros humanos llegaron a América muchos años después del derretimientos de las capas de hielo en América del Norte, pero ahora se ha demostrado que la migración ocurrió antes.

“Ha habido mucho debate durante muchos años sobre la primera población de las Américas con varios sitios tempranos identificados. Pocos arqueólogos ven evidencia confiable de sitios con más de aproximadamente 16 mil años. Las pistas de White Sands proporcionan una fecha mucho más temprana”.