Por Enrique Castro Soto

En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre el bloqueo económico a Cuba

¿Por qué?

El embargo a Cuba terminará algún día.

Claro que debe de terminar.

Creo que es lo que todos queremos; pero antes debemos saber en qué consiste y por qué se dio para comprender cómo podría darse por concluido.

No será fácil. Se requieren muchas voluntades por ambas partes.

Miguel Diaz Canel ha culpado a dicho bloqueo comercial por la situación de pobreza, libertades y protestas en el país.

En 1960 a casi un año del nacimiento del régimen castrista, Cuba inició una serie de nacionalizaciones principalmente sobre tierras y refinerías de azúcar que afectaron los intereses de EEUU por un valor aproximado de 1 mil millones de dólares.

En respuesta el entonces presidente de EEUU Eisenhower anunció el primer embargo el cual prohibiría las exportaciones de su país a Cuba, excepto medicinas y algunos alimentos.

En 1962 John F Kennedy amplió el embargo a las importaciones cubanas. Buscando que el gobierno de Fidel Castro compensara las afectaciones hechas a ciudadanos estadounidenses por la nacionalización de sus bienes y empresas.

En 1992 y 1996 Bill Clinton reforzó en bloqueo creando las leyes “Cuban Democracy Act” y “Cuban Liberty and Democracy Solidarity” impidiendo que el embargo sobre Cuba pudiera levantarse sin autorización del congreso. Sin duda esta acción haría imposible levantar el bloqueo mientras permaneciera el régimen castrista y no se compensarán el daño a los intereses estadounidenses por las nacionalizaciones hechas en 1960.

Prohíbe también a las filiales extranjeras de compañías y empresas estadounidenses realizar transacciones superiores a los 700 millones de dólares anuales con Cuba. Ya no es solo un bloqueo entre dos países.

Condiciona también las importaciones de fármacos y medicamentos.

Fue hasta el gobierno de Barak Obama cuando se da un primer acercamiento entre ambos países para mejorar las relaciones.

Retomando los vuelos comerciales retirando las restricciones de viaje.

Se retiró a Cuba de la lista de países que apoyan al terrorismo reanudando las relaciones diplomáticas reabriendo la embajada de EEUU en Cuba.

Pero estos avances no duraron mucho pues Trump dio marcha atrás restringiendo los viajes comerciales integrándola a Cuba nuevamente en la lista de países que apoyan el terrorismo.

En un discurso, Trump expresó que las acciones hechas por Obama no ayudaban al pueblo cubano, y solo fortalecen al régimen castrista.

El embargo económico ha vuelto a ser tema de debate recientemente debido a que en el pasado mes de junio la ONU lo solicitó a través de un acuerdo para dar fin al embargo donde solo votaron en contra Estados Unidos e Israel y a favor 184 países.

Es una realidad que el embargo afecta seriamente la situación económica y social de Cuba, más no así las libertades y derechos humanos del pueblo cubano como recientemente lo ha expresado Díaz Canel.

En mi opinión, como lo expresé en el inicio de estas líneas se requiere de muchas voluntades.

El embargo no se levantará por una decisión unilateral de Estado Unidos, menos si se requiere de la aprobación del congreso. Cuba debe dar muestras de interés accediendo a los intereses demandados por el gobierno estadounidense desde el inicio del bloqueo, o un bloque de económicas (países) mas fuertes deberán de ejercer presión sobre el gobierno y la economía norteamericana.

En conclusión, le quedan aun muchos años de vida al bloqueo económico de Estados Unidos sobre Cuba

COMPARTIR