La situación ocasionada por la pandemia del virus SARS-Cov-2 generó que los tradicionales festejos de fin de año en lugares como Nueva York o Madrid se realicen sin gente en las calles; en Acapulco y Río de Janeiro las playas permanecerán cerradas.

COMPARTIR