El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos advirtió que el ciclón tropical se fortaleció y pasó a categoría 5, con vientos máximos de 257 kilómetros por hora y se acerca a las islas colombianas de Providencia y Santa Catalina. Se esperan precipitaciones extremas, vientos potencialmente catastróficos y marejadas potencialmente mortales en Centroamérica. Las autoridades en Honduras comenzaron la evacuación de vecinos en varias zonas del país y a su paso por Colombia dejó más de 150 mil damnificados.

COMPARTIR