Misraim Olea

Pese a que López Obrador en el discurso ha insistido en hacer de MORENA y su militancia un referente de la moralidad política en el país, la realidad le ha pegado en la cara en múltiples ocasiones, al evidenciar la constante práctica de actos de corrupción, opacidad y nepotismo al interior de su gabinete, en su partido y con sus cercanos.

Estos temas que pueden encontrarse en cualquier parte del mundo toman relevancia en el gobierno de Obrador, porque que desde el 2000, año en que comenzó su campaña presidencial, anunció una lucha frontal contra lo que calificó como “lacras de la política” y ha sido la bandera que lo hizo crecer en la preferencia electoral.

Fraude, corrupción, opacidad, uso de recursos públicos para beneficio personal o de un grupo; nepotismo, influyentismo y amiguismo, son solo algunos de los males que aquejan a la política mexicana y que supuestamente al llegar AMLO al gobierno serían erradicadas. En la actualidad, dichas “lacras” han demostrado estar muy arraigadas entre los líderes, dirigentes y personajes encumbrados por la denominada 4T.

Es bien sabido que los proyectos políticos requieren recursos para sostenerse y el de López Obrador no es la excepción; de ahí la necesidad de postular candidatas y candidatos muy cercanos a él, quienes sin empeño le han entregado lo que les ha pedido. El liderazgo de AMLO le ha permitido hacerse de senadores, diputados locales y federales, así como de alcaldes, quienes han aportado a la causa obradorista sin miramientos.

Clara Brugada es ejemplo de ello. En 2009, al perder la candidatura a Jefa Delegacional en Iztapalapa por el PRD, en una maniobra para evadir la ley el Partido del Trabajo registró a Rafael Acosta Ángeles, “Juanito”, con la promesa de que éste renunciaría al cargo al tomar protesta y dejaría en el poder a Brugada. Todo lo anterior sucedió con el visto bueno y promoción de López Obrador.

Diferentes empresarios también han invertido en el proyecto encabezado por Obrador, esto quedó evidenciado en videos, como aquél en el que Carlos Ahumada le entrega millones de pesos al principal operador del señor López, René Bejarano, quien informó que el empresario también había dado recursos a Carlos Imaz, ex esposo de la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

Eva Cadena, ex diputada de Veracruz también fue exhibida recibido dinero y al denunciar que eran recursos que se recibían para apoyar al candidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador fue expulsada ¡por la comisión de honor y justicia de MORENA!

Pío López Obrador, hermano del Presidente recientemente fue exhibido recibiendo un “donativo” por parte del ex coordinador nacional de Protección Civil, quien apoyaba a MORENA en Chiapas para la campaña del hoy Presidente de la República. En ese contexto fue ventilado el senador Ricardo Monreal también es escuchado en un audio en el que se habla de millones de pesos que también llegaron a Chiapas.

El compadrazgo y amiguismo son recurrentes y necesarios en el fortalecimiento del proyecto de AMLO, es por ello que diversas familias identificadas como cercanas del Presidente, tienen integrados incluso a todos sus miembros en el gobierno de la 4T, además de tener destacadas participaciones y en conjunto han logrado espacio y forman parte de su gobierno.

De estas familias, a los Bartlet, los Sandoval Ballesteros, los Ackerman Sandoval, así como la propia familia del Presidente se les han ventilado casos de diversas propiedades que han acumulado y que no han podido demostrar su procedencia, dando muestra de la opacidad en el enriquecimiento de estas familias que influyen en la “Cuarta Transformación”.

La opacidad y corrupción también han estado presentes de manera evidente en la administración del señor López, en la que los contratos millonarios han pasado de asignarse licitación a la asignación directa; tan sólo Fonatur Tren Maya dio por adjudicación directa 92% de los contratos en 2020.

Para atender el Covid-19, el gobierno federal ha gastado más de 4,000 millones de pesos en compras públicas de emergencia, con claras irregularidades de sobreprecios y opacidad, ya que por ser compras para combatir al COVID19 carecen de documentos, además de que recurren a empresas que por un lado venden muebles, circuitos de seguridad y refacciones de barcos y por el otro ofrecen diversos servicios como transporte y telecomunicaciones; es a estas empresas que hacen de todo, a las que se les han comprado los medicamentos.

Finalmente, aunado a todo lo antes mencionado el faro de la moralidad que el Presidente pretendía que fuera MORENA sufrió un golpe más de las olas de la realidad. En la mañanera de este lunes 3 de mayo a pregunta de reporteros sobre la candidatura heredada en Guerrero y la consolidación de la monarquía política morenista, Andrés Manuel López Obrador calló como momia. Como nunca sus palabras del pasado lo dejaron en silencio ante sus acciones del presente.

En 2009 López Obrador evadió la ley con “Juanito”, con el único objetivo de obtener el poder y disponer de los recursos de uno de los municipios más importantes del Estado de México; 12 años después realiza la misma maniobra, esta vez para continuar beneficiando a uno de sus leales aliados. Dicen que la candidata se llama Evelyn, pero como “Juanita” la recordarán.

 

COMPARTIR