Quince naciones de Asia-Pacífico, incluida China, tienen como objetivo lograr el acuerdo de libre comercio más grande del mundo este fin de semana.

La Asociación Económica Integral Regional (RCEP por sus siglas en inglés), que incluye países que se extienden desde Japón hasta Australia y Nueva Zelanda, pretenden reducir los aranceles, fortalecer las cadenas de suministro con reglas de origen comunes y codificar nuevas reglas de comercio electrónico.

La aprobación del acuerdo puede poner en desventaja a algunas empresas estadounidenses y otras multinacionales fuera de la zona, particularmente después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de las conversaciones sobre un acuerdo comercial con Asia-Pacífico anteriormente conocido como Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP).

Si bien la Asociación Económica Regional Integral es poco profunda, al menos en comparación con Acuerdo Transpacífico de CooperaciónEconómica, es amplio, y cubre muchas economías y bienes, y esto es una rareza en estos tiempos más proteccionistas.

El acuerdo es la culminación de una década de búsqueda por parte de Beijing para una mayor integración económica con una región que abarca casi un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) mundial. Y el impacto puede extenderse más allá de la región.

La firma de RCEP enviará una señal clara, fuerte y positiva para avanzar en la integración regional y la globalización económica.

El avance del acuerdo ilustra cómo la decisión de Trump de retirarse del TPP, ahora conocido como Acuerdo Integral y Progresista para la Asociación Transpacífica, ha disminuido la capacidad de Estados Unidos para contrarrestar la influencia económica de China con sus vecinos. 

Si bien sigue siendo políticamente complicado para Biden unirse al tratado sucesor del TPP, algunos analistas todavía lo ven como el mejor vehículo para que Estados Unidos profundice los lazos económicos con la región.

La elección de Biden es clara; devolver a EU a la Asociación Transpacífica para garantizar el acceso de las empresas estadounidenses, del cual México es miembro. 

Recordemos que Actualmente México cuenta con 12 Tratados de Libre Comercio firmados con 46 países, 32 Acuerdos para la promoción y protección recíproca de las inversiones con 33 países, 9 Acuerdos de Alcance Limitado en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración y debe aprovechar su posición estratégica en el TMEC con los Estados Unidos y Canadá, adaptándose a la nueva reglamentación en materia laboral, medio ambiente e inversiones en energías limpias que el Presidente Electo Joe Bieden ya mostró interés en su primer posicionamiento con relación a su política exterior con nuestro país, ante lo cual el presidente López Obrador, tiene la última palabra, ya que hasta momento se ha negado a reconocer como presidente electo a Joe Biden.

Como siempre, usted tiene la mejor opinión.

COMPARTIR