Juan José Romero

 

Chilpancingo, 15 de octubre de 2020.- Luego de la toma de protesta de Ismael Rosas Castillo como nuevo titular de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), en ese organismo, prevalece un adeudo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de 50 millones de pesos, y el retraso de salarios hasta de cinco quincenas a trabajadores eventuales.

 

En las instalaciones de la paramunicipal, el funcionamiento de las cajas de cobro por el servicio de agua, funcionan con normalidad, luego de una suspensión de casi un mes por protestas de trabajadores que reclamaban pagos atrasados y de prestaciones.

 

Aunque  continúa la inconformidad de los empleados eventuales, quienes reclaman el pago puntual de sus quincenas, se mantiene vigente.

 

Durante las últimas semanas, el paro laboral y movilizaciones de los trabajadores, tanto de la sección 32 del Sindicato Único de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), como de la sección 15 del Sindicato Independiente, en exigencia de pago de salarios y prestaciones, han sido permanentes.

 

La crisis económica de la CAPACH y la presión de la base trabajadora, motivó la renuncia de la entonces titular, Irma Lilia Garzón Bernal, quien ocupaba el cargo desde octubre del 2018.

 

La anterior titular de la paramunicipal, Irma Lilia Garzón Bernal reveló que la institución mantiene una deuda histórica de 63 millones de pesos, y que en anteriores administraciones subsistió, gracias a los subsidios que obtenía de los gobiernos estatal y federal.

COMPARTIR