Juan José Romero

Familiares de María Concepción Díaz Duran, denunciaron de negligencia médica del personal del Hospital del Niño y la Madre Guerrerense, a donde acudieron para que fuera atendida de un embarazo de alto riesgo.

Pese a ser derechohabientes del ISSSTE, decidieron acudir a este hospital por estar mejor equipado para dar la atención que su familiar requería, sin embargo, se encontraron con falta de personal para atenderla.

“Ingresa al área de urgencias en el cual le dicen a mi primo que no se encontraban, no había ginecólogo en turno, no había anestesiólogo, por el lo cual no pudieron atenderla rápido para darle una buena atención, ya atendió hasta la mañana, en el siguiente turno, y desgraciadamente el bebe ya no lo pudieron salvar,  ya no se pudo hacer nada”.

La mujer murió desangrada, producto de una cirugía que le fue practicada y fue hasta las tres de la mañana de este 6 de enero cuando fueron avisados de la trágica noticia.

Hasta las 10 de la mañana, del jueves, el cuerpo de María Concepción, no había sido entregado a sus familiares, ya para ese entonces la fiscalía,  junto con el Semefo acudieron al hospital para llevarse el cuerpo, sin embargo, los familiares lo impidieron, porque no fueron notificados de la decisión de llevarse el cuerpo.

“Nosotros estamos con el dolor, ya queremos llevárnosla, para empezarle a dar cristiana sepultura, también nos comentan que la duda aquí en el hospital asciende a más de cien mil pesos”.

Ante esta situación hicieron un llamado a la gobernadora Evelyn Salgad Pineda para que los apoyará con esta situación y poderse llevar el cuerpo a su domicilio ubicado en Chilpancingo y realizar el sepelio correspondiente; cabe mencionar que el cuerpo del bebe había sido entregado con anticipación, el cual ya habían sepultado, dijeron.

No obstante, reconocieron hubo disposición del persona administrativo del nosocomio de apoyarlos sin embargo, les pidieron esperar para poderles hacer entrega del cuerpo de su familiar para llevarlo a su domicilio.

Los familiares pidieron a la gobernadora, poner más atención porque no es el único caso que se registra en este mismo nosocomio, “que chequen la platilla aquí, porque uno como persona se esta confiando que el hospital esta capacitado para atender a embarazos de alto riesgo, porque cuenta con el equipo, pero esta el equipo pero no esta el equipo medico como tal, es muy importante que chequen eso, porque no es la primera vez, no somos los únicos, no somos los primeros que esta pasando por esta situación”.  

COMPARTIR