Enfoque Informativo

Chilpancingo, Gro., 22 febrero de 2021.

Mario Moreno Arcos, se reunió este lunes con un grupo de usuarias y beneficiarias del Programa de Estancias Infantiles que dejaron de funcionar a raíz de la cancelación del mismo, a quienes les reiteró su convicción de defenderlas e impulsar acciones para restituir en lo posible este beneficio para niñas y niños, hijos de madres trabajadoras y padres solos. 

 Destacó que con la desaparición de este programa muchas estancias infantiles han dejado de operar, con el consecuente perjuicio contra muchos pequeños que dejaron de recibir los cuidados adecuados, poniendo en riesgo cientos de empleos, en particular los de madres trabajadoras.  

 En ese sentido, Moreno Arcos señaló que buscará restituir varios de los programas sociales que históricamente han incentivado el desarrollo y potencial individual y productivo, entre ellos el de las guarderías infantiles en apoyo a las madres solteras que deben trabajar para sostener a su familia. 

 “Mi compromiso es claro e indeclinable: regresar las guarderías infantiles necesarias para madres y padres que trabajan y no pueden permitirse el lujo de pagar una institución privada, requiriendo de un espacio donde sus hijos estén atendidos y seguros mientras van a ganarse la vida”, enfatizó. 

 Previo a esta reunión, el virtual candidato de la alianza PRI-PRD a la gubernatura de Guerrero, Mario Moreno Arcos, sostuvo un  encuentro con integrantes de Fuerza Guerrerense, que aglutina a líderes de organizaciones campesinas y agrícolas de la entidad, a quienes comentó que desde siempre ha reconocido en el campo una fuente productiva de vital importancia para Guerrero. 

 “Como diputado federal me tocó participar para generar mayores recursos hacia el campo en programas como PESA”. Por ello, aseguró, “estoy plenamente consciente de lo que representa el campo para miles de familias que tienen derecho a mejorar su calidad de vida y reclaman con justicia mayores apoyos”, afirmó.  

En ese sentido, pidió cada organización un planteamiento concreto sobre lo que consideren debe ser el eje transversal de la política del campo en la próxima administración estatal. 

 Comentó, por ejemplo, que la zona de la Sierra de Guerrero tiene un enorme potencial en cuanto a la producción de aguacate, pero que también se pueden sumar otros frutos, como la manzana, pera y duraznos, a los cuales se les buscaría mercado nacional e internacional. 

 Mario Moreno enfatizó su compromiso de impulsar un proyecto integral de políticas públicas orientadas a potenciar la producción primaria del estado, siendo ésta la más afectada por la pandemia del Covid-19. 

 “Soy un hombre que viene desde abajo. Mi padre fue campesino y también me tocó sembrar. Conozco las circunstancias, la realidad y las carencias del campo guerrerense y por eso tengo la calidad moral y el compromiso para hablar sobre este tema”. 

 Manifestó también su voluntad de trabajar en la construcción de un mejor destino para el estado y al respecto resaltó que la unidad entre los dirigentes, militantes y estructuras políticas del PRI y el PRD, es una realidad. 

 Por otro lado, reconoció el trabajo diario que realiza el gobernador Héctor Astudillo Flores y su equipo de colaboradores frente a la emergencia sanitaria para cuidar la salud de los guerrerenses, pero enfatizó que hay efectos colaterales que deberán atenderse mediante políticas públicas a corto y mediano plazo. 

 Insistió en la recuperación del campo y sector agropecuario mediante proyectos de inversión nunca antes vistos, en el que se contemplarán programas de tecnificación, creación de cadenas de producción y comercialización. 

 Agregó que el potencial turístico de Guerrero se debe seguir fortaleciendo para reposicionarlo en el ánimo del turismo nacional y extranjero, y consideró que es necesario seguir trabajando en la seguridad pública, atención social y políticas públicas para mantener la estabilidad y gobernabilidad que ha logrado la administración del gobernador Astudillo. 

 Casi para concluir, Moreno Arcos insistió en que Guerrero vive hoy una de las crisis más complejas de su historia reciente, a causa de la cual la población ha sufrido un evidente deterioro en su economía y calidad de vida. “Por eso la expectativa a futuro es muy grande y enfrentaremos el gran reto apostándole a una transformación estructural que rompa con el estancamiento que vivimos actualmente y encamine al estado hacia una ruta de desarrollo sostenible e incluyente que traiga prosperidad a la población”, finalizó.