El gobernador de Tokio y los líderes de tres prefecturas vecinas solicitaron al gobierno declarar emergencia en el país nipón para hacer frente a un aumento récord de los casos de COVID-19.

COMPARTIR