Por Eduardo Flores Salado

Debido a la crisis que se vive por la pandemia de Covid19 continúan los cierres de establecimientos en esta ocasión el miembro de la asociación de gimnasios y Centros de acondicionamiento físico, Pedro Jiménez Ceballos cerró su negocio ya que nunca recibió apoyo de las instituciones gubernamentales.

En entrevista Jiménez Ceballos, quien estaba en el gremio de los gimnasios dijo que la situación económica hizo que cerrara su negocio al que le invirtió más 200 mil pesos y aun así no pudo con el Covid-19.

Detalló que aunque acataron las medidas al menos el 30 por ciento de los establecimiento de acondicionamiento físico van a tener que bajar sus cortinas al poder con los gastos de mantenimiento.

“Ya se llama la nueva normalidad, hasta los niños saben de las medidas preventivas, pero hay países como China en donde el gobierno apoya de manera verdadera a los empresarios, no solo es en Acapulco es en todo el mundo”, expresó.

Agregó que es el tiempo que el gobierno le inyecte a los ciudadanos, y que las medidas extremas que se tienen no ayudan en nada para que los pequeños y medianos empresarios sigan adelante.

“Recuerdo que hace unos meses la mayoría de los empresarios del ámbito de gimnasios se encontraban en número rojos, muchos recuperaron con la reapertura del 50 por ciento en el mes de diciembre, menos a los que tenían área de cardio”, detalló.

Comentó que ahora está enfrentado un problema con su arrendatario, quien le está exigiendo el pago del año, cuando no estuvo trabajando ni todo el año, solo por lapsos y que en ello tampoco las autoridades no están dando apoyos.

Pedro Jiménez Ceballos, lleva 17 años invirtiendo en el área de acondicionamiento físico y con su lugar ya lleva cuatro años, asegurando que ahora tendrá que buscar otras formas para mantener economícenle activo.

 

COMPARTIR