La naturaleza del universo concebible es un misterio que muchos dudan que la humanidad llegue a conocer. Sin embargo eso no ha desanimado a los científicos que a lo largo de nuestro tiempo en la Tierra se han quebrado la cabeza tratando de generar modelos que expliquen lo que vemos y sentimos.

La imagen “correcta” que tenemos del Universo cambia con el tiempo. Así tenemos que hace siglos se creía que solo existía un pedazo de tierra plana donde todo giraba alrededor mientras que hoy, por ejemplo, sabemos que la Tierra es un minúsculo pedazo de roca en un espacio que se expande sin control. 

Aquello que impulsa al espacio a expandirse, a falta de mejores respuestas, lo denominamos energía oscura. Una especie de motor universal intrínseco a la naturaleza espacial que de hecho conforma el 70% de la cantidad de energía total de la realidad. El resto de la ecuación la conforman el 25% de materia oscura y el sobrante del 5% es la materia que todos conocemos, la “normal”.

diagrama de la aceleración del universo

Tras el Big Bang, la expansión del universo no ha hecho más que acelerar gracias a “la energía oscura”

Esta noción del Universo podría cambiar pronto pues un grupo de científicos de la Universidad de Copenhague, Dinamarca, intenta modificar la distribución de energía eliminando por completo la energía oscura (la que todavía es teórica) de las futuras ecuaciones.

¿No hay energía oscura?

La energía oscura pronto podría ser descartada

Partamos del hecho de que la “energía oscura” es un concepto que nos “parcha” momentáneamente la explicación de la aceleración del universo. Este grupo de cosmólogos creó un nuevo modelo sobre el fenómeno en el que la energía oscura no es un elemento aparte, sino resultado de la interacción de ese 25% de materia oscura.

La materia oscura tendría cualidades análogas al magnetismo. Este nuevo modelo llega a las mismas lecturas que aquel que implementa la energía oscura. Es decir, el Universo se expande a la misma velocidad en una prueba que asume que existe una fuerza derivada de la materia oscura.

La investigación de estos científicos daría una forma más eficaz y simple de explicar la aceleración de las galaxias.  Por supuesto tendríamos que borrar ese 70% de la composición en el universo que por ahora percibimos como “real”.

Modelos simultáneos

Por ahora el grupo de científicos está realizando incansables pruebas para darle validez al modelo que descarta la energía oscura. Actualmente se sigue reconociendo a la energía oscura (también conocida como la constante cosmológica) como “teóricamente verdadera”.

En lo que respecta a nuestro conocimiento actual, nuestras ideas sobre la materia oscura con un tipo de fuerza magnética y la idea sobre la energía oscura son igualmente salvajes. Solo observaciones más detalladas determinarán cuál de estos modelos es el más realista. Por lo tanto, será increíblemente emocionante volver a probar nuestro resultado”. Finalizó Steen Harle Hansen, profesor asociado del Centro de Cosmología DARK del Instituto Niels Bohr.

Si bien no hay aplicaciones prácticas para este conocimiento, no deja de ser interesante para todos cómo de un momento a otro nuestra concepción del universo puede llegar a su fin.