Frida Alvarado

Mónica Olvera de la Cruz, es una destacada científica acapulqueña que actualmente trabaja en el Departamento de Ciencias de Materiales e Ingeniería de la Northwestern University, donde descubrió que el virus Sars Cov-2 tiene un punto débil el cual se puede atacar y anular sus consecuencias en el cuerpo humano.

A  través de una nota de un medio nacional, difundida por el Instituto Municipal de la Mujer, la médica explicó que en las células humanas, el receptor del virus es la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) y se encuentra en las células epiteliales nasales faríngeas, el primer contacto con el virus. 

Es así como el SARS CoV-2 se adhiere al ACE2 de las células humanas, mediante el llamado: dominio de unión al receptor (RBD) que se encuentra en la proteína Spike, que son los tan llamativos picos que le dan forma de corona al virus. 

En declaraciones, Mónica explicó que está en la búsqueda de la creación de una molécula capaz de disminuir o incluso bloquear las repercusiones que el virus puede dejar dentro del cuerpo humano a base de proteína.

 “Queremos diseñar una molécula más grande que pueda bloquear los tres polybasic groups, bloqueando uno reducimos la interacción en 30 por ciento, entonces creemos que si bloquemos todos los demás se va a reducir a un más.”, expresó.

Finalmente detalló que bloquear el sitio de la ruptura puede actuar como un tratamiento higiénico viable que disminuye la capacidad del virus para infectar a los humanos, ya que demostró que las mutaciones distales de la proteína spike del SARS-CoV-2 afectan la transmisibilidad del virus.

COMPARTIR