Frida Alvarado

Restauranteros de Caleta y Caletilla aseguraron que aunque los meses de septiembre y octubre son de temporada baja y aunada a la emergencia sanitaria que se vive actualmente, en estas playas se han recibido a decenas de turistas, lo que ha generado un respiro en su economía.

En entrevista, José Luis Laredo Vargas, Presidente de la Asociación Restauranteros de Caleta y Caletilla, expresó que desde el cierre de las playas el pasado mes de abril, padecieron los estragos de la crisis económica.

Por lo que celebró la respuesta de los visitantes al acudir al puerto durante este periodo, no obstante recalcó que al menos los negocios de su agrupación continúan aplicando las medidas sanitarias, debido a que persisten los casos de Covid-19 en Acapulco.

“Estos meses siempre fueron malos en otros años, pero afortunadamente la gente está viniendo y no estamos sintiendo tanto eso como en otros años con la carencia de turismo y uno les dice cómo deben de comportarse por los contagios que existen”, expresó.

Laredo Vargas reveló que los 24 establecimientos asociados de la zona tradicional han presentado deudas por la luz, agua y renta  provocadas por las bajas ventas y el rezado de los pagos.

En ese sentido, el restaurantero pidió a las autoridades se les otorguen descuentos para lograr subsanar los compromisos económicos y saldar las cuentas.

Tenemos deudas por lo que nos vino a pegar de estos cuatro meses, si nos vamos al historial de los pagos, íbamos bien al día pero ahorita si tenemos rezago, por eso pedimos a las autoridad descuentos para poder alinearnos”, finalizó.

COMPARTIR