Enfoque Informativo

Acapulco, Gro. a 23 de Febrero del 2021.

Caos vial por 3 horas provocaron proveedores de salones de fiestas y eventos sociales, quienes exigieron a los gobiernos federal y estatal que sean contemplados en la entrega de apoyos y créditos porque durante un año no han tenido actividad alguna, dejándolos en bancarrota.

Los inconformes llegaron desde las ocho de la mañana, quienes cerraron momentáneamente la costera, como medida de presión para que les dieran una respuesta a sus demandas, pero no obtuvieron resultados.

Cerca de las 14:30 horas los empresarios, tomaron la determinación de bloquear la avenida en sus dos sentidos ante la falta de respuesta por parte del secretario del Trabajo y Previsión Social,  Oscar Rangel Miravete, quien se comprometió a resolver la problemática lo más pronto posible, pero los manifestantes se cansaron de esperar.

Integrantes del Colectivo Proveedores Unidos por Acapulco (PUA) acordaron en la asamblea del sábado realizar un bloqueo mañana lunes 22 de febrero de 2021 en la costera Miguel Alemán a la altura de la Diana Cazadora en este puerto.

En voz de la vocería oficial, el empresario Adrián Aguilar, dieron a conocer que han hecho muchas cosas para poder recibir apoyos o incentivos por parte de los tres niveles de gobierno, sin embargo, solo el gobierno federal los insertó a un padrón en donde se otorgaron –solo a algunos– tandas del Bienestar.

El representante de esta organización dio a conocer que el gobierno las autoridades estatales y municipales “nos han lastimado con las medidas sanitarias empleadas”. 

Recalcó que tan solo en 2020, las empresas aglomeradas a este sector les impidieron realizar alguna actividad comercial a lo largo de seis meses y en este 2021, también es ya un mes en los que le han impedido cualquier tipo de actividad de servicios para eventos sociales y turismo de celebración.

Asimismo, recalcó que buscarán que el gobernador de Guerrero, voltee a ver a este sector empresarial que asistenta al menos 600 familias acapulqueñas, lo mismo que 2400 personas que no han tenido ingresos por esta actividad comercial.

“Los hoteleros y los restauranteros, así como otros sectores, reciben algún ingreso al operar al 30 por ciento, pero a nosotros nos han dejado sin trabajar a lo largo ya de 6 meses el año pasado y uno más en este año”, resaltó.

Además, puntualizó que con anterioridad han hecho otros intentos para que la autoridad local y estatal los voltee a ver, sin embargo, ni con conferencias de prensa, ni con documentos enviados a los distintos funcionarios y oficialía de partes, han tenido respuesta para lograr algún acercamiento. 

Finalmente, Adrián Aguilar ofreció una disculpa anticipada a la ciudadanía por las molestias que esto pueda causar, sin embargo, “o nos mata el Covid o nos morimos de hambre”. 

Los Proveedores Unidos por Acapulco, han destacado por incluso realizar actividades altruistas con la hotelería acapulqueña, sin embargo, en la última asamblea consideraron que la crisis económica “realmente le ha apretado mucho el cinturón”.

COMPARTIR