Así no

Gobernar Acapulco parece ser una competencia para saber quién lo hace peor, ¿se acuerdan que se decía que no podíamos estar peor que con Evodio?, pues no sé cómo decirles pero sí se puede y hoy Adela Román lo está demostrando.

Una administración que demuestra que el sobrinismo, el amiguismo y el compadrazgo sigue siendo la línea de acción, y gracias a esto no cabe duda que carecemos de tener personal eficiente en el Ayuntamiento, lamentablemente sigue prevaleciendo la corrupción. 

Gobernar Acapulco no es sólo asistir a las sesiones de Cabildo, tampoco poner fotos de atardeceres en redes sociales o informar que hoy es el día internacional de cualquier cosa, no, lamento decirles que eso no es gobernar Acapulco.

El trabajo de esta administración poco se ha visto, gente sin agua en las colonias durante semanas, algunos hasta meses, baches por todos lados, nula iluminación en las calles, semáforos sin funcionar, inseguridad, falta de servicios públicos, entre muchos otros problemas, lamentablemente para nosotros los ciudadanos la lista es larga y créame todo eso lo podemos constatar si hacemos un recorrido por Acapulco.

De verdad es triste ver cómo viven las personas en muchos sectores de este puerto, lo preocupante es saber que hubo un recurso, pero se destinó para enriquecerse, para eventos de poca importancia, para obras innecesarias, sin duda una administración pobre en el manejo de recursos, además quienes asesoran a la presidenta sólo ven por sus intereses, lo peor es que la presidenta los sigue escuchando.

Hoy en el Ayuntamiento buscan 3 mil 851 millones de pesos para el 2021, los cuales de obtenerlos no tengo duda de quien llegue como presidente en octubre no encontrará nada, López Obrador, presidente de la República, en sus mensajes a todos los ciudadanos y a los morenistas en función les dice que primero los pobres, pero para la administración de Adela Román eso no importa, el pretender aumentar al 80% el gravamen catastral no ayuda, al contrario nos traerá problemas de impuestos a todos los ciudadanos en el futuro, ¿acaso no se dan cuenta cómo está la economía?, ¿quién fue el listo al que se le ocurrió esta maravillosa idea?, ¿no se dan cuenta que Acapulco está mal?, ¿por qué no mejor bajarse los sueldos los regidores y la presidenta?, ¿por qué no buscar alternativas que no afecten a nosotros los ciudadanos?, ¿de verdad de esa forma buscan una reelección?, la gubernatura para Adela Román cada día se hace más lejana.

Qué difícil como ciudadano lidiar año tras año con estos gobiernos que sólo demuestran incapacidad, salir a la calle a escuchar comentarios sobre la mala administración que hay, escuchar que buscan una gubernatura cuando ni siquiera pueden con un municipio, observar que por ser tiempos de campaña intentan hacer lo que no han hecho en dos años, sólo para poder seguir porque existe la reelección, que pena de verdad que pena.

Tengo que decir que así no es, Acapulco requiere de mucho trabajo, no más de lo mismo, un ciudadano que no les mienta y sobretodo que hable de frente, alguien ocupado y preocupado por la situación que se vive, somos pocos los que nos atrevemos a decir las cosas como son, pero todavía existimos.

El cambio es hoy, juntos sí podemos.

COMPARTIR