Enfoque Informativo

Luego de conocerse el fallo del Tribunal Electoral del Estado (TEE) que ratificó el triunfo de Evelyn Salgado Pineda como gobernadora electa de Guerrero, el excandidato de la coalición PRI-PRD, Mario Moreno Arcos, dijo que ambos partidos analizan la posibilidad de acudir a una instancia superior.

«Quiero informarles que seremos respetuosos de lo que marca la ley, pero de manera conjunta, ambos partidos políticos vamos a valorar los elementos que a nuestra consideración no hayan sido debidamente analizados, para en ese sentido definir si recurrimos a la siguiente instancia en la materia», escribió en una publicación en su cuenta de Facebook.

Hace unas horas, el gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció el triunfo de Evelyn Salgado y expresó su disposición de reunirse con ella para el proceso de entrega-recepción.

El excandidato del PRI-PRD a la gubernatura de Guerrero, Mario Moreno Arcos, desconoció los resultados de las elecciones a la gubernatura del Estado que dan como ganadora a Evelyn Salgado Pineda, del partido Morena. Las dirigencias de los partidos de la Revolución Institucional (PRI) y de la Revolución Democrático (PRD) impugnaron las votaciones ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).

La diferencia entre ambos contendientes es de 62.137 votos. El cómputo distrital otorgó a Salgado Pineda 643.814 votos y 580.971 a Mario Moreno Arcos. El IEPC remitirá el recurso de impugnación al Tribunal Electoral del Estado. La batalla legal podría alargarse durante los próximos meses hasta llegar al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la máxima instancia para estas cuestiones. La nueva gobernadora tomará posesión de su cargo el próximo mes de octubre.

El candidato del PRI-PRD acusa al IEPC de haber beneficiado a la candidata de Morena y de actuar de manera parcial en las elecciones. A través de un comunicado en redes sociales, Moreno Arcos señaló: “seré el primero en defender la estabilidad de Guerrero. Sin embargo, no voy a claudicar en la determinación de ejercer mi legítimo derecho a impugnar la serie de graves irregularidades ocurridas antes, durante y después de la reciente jornada electoral”.

Entre los argumentos para presentaron fue la impugnación, el priista acusa al propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, de interferir en los comicios. “Me enfrenté a tres candidatos: Félix, Evelyn y uno que despacha en Palacio Nacional”, ha afirmado el veterano político priista, exalcalde de Chilpancingo en dos ocasiones.

El 52% de las personas llamadas a las urnas votó en las elecciones del pasado 6 de junio, medio millón de ciudadanos que decidieron dar un cambio al rumbo del Estado, una de las entidades más azotadas por la violencia y la desigualdad desde hace décadas. De los dos millones y medio de habitantes que tiene Guerrero, el 66,5% vive en la pobreza, de acuerdo con los últimos datos de Coneval.

Moreno Arcos también ha cargado contra la gobernadora electa y las formas poco ortodoxas con las que fue elegida para ocupar el lugar de su padre en la boleta electoral. El excandidato acusa que Salgado Pineda no participó en el proceso interno de selección de su partido y que su falta de experiencia la convierte en una candidata “inelegible”.

El PRI-PRD fue la segunda fuerza más votada en las pasadas elecciones y aspira a seguir controlando el Estado, un bastión para las dos fuerzas. La coalición también señala la falta de certeza que supuso para las votaciones que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) cerrara su conteo tan solo con el 38.4% de los votos contabilizados, debido a fallas internas, según comentó en IEPC en rueda de prensa. Ambos partidos acusan al instituto electoral de haber actuado de manera parcial, lo que, según ellos, benefició a la candidata rival.

COMPARTIR