Enfoque Informativo

El presidente municipal electo de Taxco de Alarcón, Mario Figueroa, negó tajantemente tener vínculos con grupos del crimen organizado en la región Norte del estado de Guerrero, tal y como lo han señalado en mantas y otras acciones.

En conferencia de prensa en Chilpancingo, el presidente municipal por el partido Fuerza x México, pidió a adversarios dar la vuelta a la página electoral y continuar con el desarrollo para el bien de Taxco.

Durante y antes de la jornada electoral, localidades de Taxco, especialmente aquellas que conectan con Tetipac, denunciaron que estaban siendo obligados por grupos armados para votar en favor de Mario Figueroa.

Incluso, antes de la elección, algunos partidos denunciaron el levantamiento de comisarios, como método de presión para favorecer las votaciones para Mario Figueroa.

Sobre este tema, el alcalde electo afirmó no contar con esa información y mostró algunas cartas, firmadas por representantes de localidades, en donde le manifiestan apoyo.

“Si yo hubiese conocido, no le entro, porque gracias a Dios entré en esta administración sin compromisos. Tu servidor no tiene compromisos con ningún grupo delictivo o personas con otros partidos”, respondió.

Agregó que en el último año ha sufrido dos atentados en su contra, y a partir de ese momento solicitó apoyo de las autoridades estatales de seguridad, las cuales hasta el día de hoy no han dado medidas cautelares.

En otros temas, manifestó que si el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, genera las condiciones, él está dispuesto a dialogar con el crimen organizado para pacificar Taxco.

“Nosotros vamos a hacer equipo con las autoridades, si el obispo nos dice, pues estaríamos puestos, yo creo que no es lo conveniente pero lo vamos a tomar en cuenta”, dijo el alcalde electo.