Al menos 181 personas han muerto y más de mil 200 han resultado heridas en la Franja de Gaza desde el inicio, el pasado lunes, de la campaña militar israelí en respuesta a los lanzamientos de cohetes de las milicias palestinas, según informaron las autoridades sanitarias del movimiento islamista Hamás, al frente del enclave palestino.

Entre los fallecidos se encuentran 52 niños y 29 mujeres, de acuerdo con la estimación, recogida por la cadena Al Arabiya, al inicio del séptimo día de hostilidades entre Hamás e Israel tras una nueva noche de bombardeos.

En las últimas horas, los ataques israelíes han dejado 26 muertos y 45 heridos en el enclave, que se han sumado al hallazgo de restos mortales de fallecidos en los días anteriores de ataques aéreos.

La mayoría de las víctimas de esta pasada noche eran civiles y entre ellas hay dos médicos, uno de ellos identificado como Ayman Abú Auf, empleado del hospital de Al Shifa, el más grande de la Franja, cuyas inmediaciones han sido objetivo de ataques israelíes en las últimas horas, según el comunicado.

Israel, por su parte, ha confirmado al menos una decena de ciudadanos fallecidos durante la campaña de lanzamientos de cohetes de Hamás, el último de ellos el sábado, identificado como un hombre de 55 años que recibió el impacto de uno de estos proyectiles en la localidad de Ramat Gan.

Netanyahu considera “moral y justa” la operación del Ejército de Israel sobre la Franja de Gaza

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, consideró este domingo como “justos y morales” los ataques de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) sobre la Franja de Gaza y manifestó su intención de continuar respondiendo “enérgicamente” a los lanzamientos de cohetes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) sobre Israel.

En una declaración televisada, Netanyahu dijo que la escala de tensión entre palestinos e israelíes ha comenzado cuando Hamas disparó cohetes contra Jerusalén este lunes por la noche en “un ataque totalmente no provocado”, según recoge The Times of Israel.

Según las FDI, Hamás ha disparado más de 2 mil 300 cohetes contra Israel en esta semana y para Netanyahu “ningún país toleraría esto”. “Israel ha respondido enérgicamente a estos ataques y seguirá respondiendo enérgicamente”, aseguró, así como que todavía quedan “unos días de lucha”.

En referencia a los altercados vividos en distintos puntos de Israel, el primer ministro considera que “el estado judío no tolerará los pogromos contra nuestros ciudadanos”. “No permitiremos que nuestros ciudadanos judíos sean linchados o que vivan con el miedo de las bandas árabes asesinas”, añadió y advirtió que “quien actúe como terrorista será castigado como terrorista”.

Asimismo, dijo que no permitirá “que los judíos tomen la ley en sus propias manos y ataquen a árabes inocentes, o linchen a un árabe inocente”, según recoge The Jerusalem Post.

Por otro lado, Netanyahu hizo referencia a la destrucción este sábado de las oficinas de varios medios de información internacionales en la Franja de Gaza y dijo que estos edificios estaban siendo utilizados por Hamás y otras organizaciones terroristas.

El secretario general de la ONU, António Guterres, se mostró “consternado” este domingo ante el aumento de muertes de civiles en la Franja de Gaza por los ataques aéreos de Israel.

“El secretario general está consternado por el creciente número de víctimas civiles, incluida la muerte de diez miembros de una misma familia, entre ellos niños, como resultado de un ataque aéreo israelí en el campamento de al Shati en Gaza”, dijo el portavoz del secretario, Stéphane Dujarric.

Foto: Reuters

Asimismo, también se refirió a la destrucción este sábado por parte del Ejército israelí de las oficinas de varios medios de información internacionales. “El Secretario General recuerda a todas las partes que cualquier ataque indiscriminado contra estructuras civiles y de medios de comunicación viola el Derecho Internacional y debe evitarse a toda costa”, añadió Dujarric.

Amnistía Internacional pide a Tribunal Penal Internacional que investigue bombardeos como “crímenes de guerra”

Mientras tanto, Amnistía Internacional pidió este domingo al Tribunal Penal Internacional (TPI) que investigue como posibles crímenes de guerra los bombardeos israelíes en Gaza, en particular los efectuados sobre el campo de refugiados de Al Shati y contra el edificio Al Yalá, este último alojamiento de las oficinas de varios medios de información internacionales y destruido el sábado en un ataque aéreo previo aviso.

“Estamos profundamente preocupados por el aumento de la cifra de muertos en Gaza, que ha dejado al menos 174 víctimas mortales, entre ellas 74 niños”, indicó la ONG en su cuenta de Twitter.

El campo de refugiados de Al Shati fue escenario el viernes de un bombardeo en el que murieron diez miembros de la familia Abú Hatab; dos mujeres y ocho niños. Solo un recién nacido sobrevivió al ataque aéreo.

“El Tribunal Penal Internacional debe investigar el ataque sobre el campo de refugiados del sábado. Los ataques directos contra los civiles son crímenes de guerra”, ha recordado la organización.