Wilbert Soto

La nueva construcción que la Presidenta Adela Román Ocampo prometió terminada en Marzo del presente año, se trata de un puente elevado que estará sobre la Avenida Constituyentes y ha tardado más del tiempo establecido en finalizar.

A más de nueve meses en que la obra pública dio inicio, muchos dueños de negocios de la zona se han visto afectados en su economía pues las ventas han bajado debido a que en la Avenida ya no transitan vehículos y peatones.

La zona que se encuentra cubierta por montañas de escombros y material de construcción, evita que la gente cruce y esto causa molestia a los vecinos del lugar que se dedican a la venta de servicios o productos porque ya no generan ventas.

Incluso muchos vendedores han tenido que cerrar sus negocios porque las banquetas también fueron destruidas y a los clientes les es peligroso caminar sobre cascote.

“Nos hemos visto muy afectados porque las ventas han bajado hasta un 70% y por ejemplo al vecino de enfrente le despedazaron la entrada y ya no pudo vender, hemos pedido a la presidenta que se apure a terminar la obra pero lo único que hizo fue ignorarnos” comentó Luis Enrique dueño de un comercio del lugar.

Algunos comerciantes aseguran que no era necesario hacer esta construcción pues la Avenida no sufría de tráfico y al elevar el camino, muchos clientes dejaran de comprar a estos vendedores.

“Desde que empezó la construcción no pasan los carros ni las personas, no se cuándo pensaran terminar, creo que antes de hacer cualquier proyecto deben pensar si a los ciudadanos nos traerá beneficios porque esta obra nos afectará en los negocios y aquí no había porque hacer puente elevado” señaló José Alfredo dueño de una miscelánea de la zona.

La temporada de lluvia también ha provocado que la obra sea retrasada por más tiempo, causando además el deslizamiento de tierra o grava por toda la avenida, dejando al mismo tiempo muy sucio el lugar y los hogares de las personas también.

“Ya se tardaron en hacer este puente, dijeron que tardarían 3 meses y ya paso más tiempo, queremos que ya acaben porque no podemos descansar todo el tiempo por esperar a que terminen, necesitamos vender” indicó Isabel, venderá de comida en el lugar.

COMPARTIR