Por Eduardo Flores Salado

Este fin de semana Acapulco alcanzó un promedio de ocupación hotelera del 39.9 por ciento, esto de acuerdo a las autoridades de Turismo, quienes vigilaron que las hospederías respetarán el porcentaje permitido por el semáforo naranja de Covid.

La Zona Dorada Alcanzó el porcentaje más alto llegando al 41.5 por ciento, esa ocupación se vio en las playas como Papagayo, Condesa, Icacos, entre otras se vieron llenas de bañistas en este fin de semana.

La Zona Diamante del puerto registró un porcentaje de ocupación hotelera formal del 39.3 por ciento, mientras que la Zona Tradicional alcanzó el 32.2 por ciento en la ocupación de los cuartos de hotel.

En los restaurante y tiendas del puerto también se notó la llegada de los visitantes, pero ahí si los responsables obligaban a los turistas llegar con la mascarilla y no utilizarla solo cuando comían.

Por su parte el secretario de Turismo, José Luis Basilio Talavera dijo la llegada de visitantes ayuda al puerto a generar empleos y derrama económica, las hospederías se mantienen trabajando al 50 por ciento de su capacidad.

Mientras que los restaurantes, que han sido responsables cumpliendo con las medidas establecidas por el sector salud, como el uso obligatorio de cubrebocas, gel antibacterial y sana distancia.

“El sector turístico es uno de los más responsables, como son fuentes de trabajo están cuidándola. Podemos decir con mucha satisfacción que están cumpliendo, no se han relajado por parte del sector turístico las medidas, al contrario, son los que más responsables han sido y ellos han invertido mucho dinero en equipamiento para adaptarse a la nueva normalidad”, finalizó.

Sin embargo se pudo observar que la mayoría de los turistas que viajaban en autobuses turísticos bajaban sin usar la mascarilla, esto a pesar de que el Ayuntamiento anunció que se haría operativos para pedirles a los visitantes respetar las medidas sanitarias.

El operativo continúa en los accesos a los balnearios, en donde hay mesas con trabajadores que invitas a los bañistas el usar el cubreboca, pero que se quitan al llegar a la franja de arena.

 

COMPARTIR