Jorge Nájera

A más de un año de que el Covid-19 apareciera en nuestras vidas, el puerto de Acapulco turísticamente sigue sufriendo mucho a raíz de esta pandemia, la cual, sinceramente no veo de qué manera se vaya, contrario a esto considero que debemos aprender a vivir bajo las nuevas condiciones sanitarias, nuestra nueva realidad de ahora en adelante.

La falta de capacidad de nuestros gobiernos, federal en tema vacunación, estatal en el manejo de un semáforo lleno de contradicciones y de falta de toma de decisiones por temas político-económicos, y en particular en nuestro caso municipal, que claramente carece de gobierno, así como de agua, el vital líquido que es fundamental para combatir al Covid 19, nos han puesto en jaque a todos los ciudadanos acapulqueños.

Ahora usted se preguntará ¿por qué digo esto?, lo digo porque estamos sufriendo la tercera ola de esta pandemia, en donde nos encontramos con más muertes, más infectados, en un semáforo rojo que quien quiere lo respeta y quien quiere se lo pasa por el arco del triunfo, pero sobretodo y lo más decepcionante en donde la mayoría de los ciudadanos se encuentran sin trabajo y en una zozobra a raíz de no saber qué pasará ahora, que las vacaciones oficiales están por terminar.

Insisto a más de un año nuestros gobiernos siguen equivocando el camino en nuestro bello puerto, ¿por qué no hemos sido capaces de ver que hoy el turismo no será el único sector que nos dará de comer como siempre?, ¿por qué no se ha invertido en otras áreas de oportunidad o sectores que no sólo sean turísticos?, pongo estas preguntas en la mesa, porque debemos entender que si seguimos esperando a que llegue diciembre para recuperarnos económicamente, entonces también esperemos a que llegue la siguiente ola que nos volverá a dañar como lo esta haciendo la actual.

Hoy es tiempo de ver esta crisis como una oportunidad, hoy es tiempo de corregir los errores y sobretodo es tiempo de actuar, de generar cambios adaptándonos a esta época llena de incertidumbres, hoy debemos ser creativos para poder reinventarnos en todos los aspectos y de esta manera no seguir cometiendo los mismos errores de siempre, ¿de verdad no tenemos gente con capacidad en los gobiernos para buscar un cambio?

A los gobiernos estatal y municipal entrantes les hago este llamado, claro que se debe mantener la casa limpia, la Costera impecable, nuestras playas libres del drenaje que hoy con descaro nuestra presidenta municipal Adela Román Ocampo permite, tampoco paguemos millones por certificaciones falsas que son sólo un título patito que no sirve para nada.

No conozco a gente que cuando van a destinos turísticos pregunte si la playa es certificada, seamos diferentes, invirtamos hoy en generar industrias, recordemos que somos un lugar que puede servir para exportar como en nuestros inicios, contamos con grandes recursos naturales como son el coco, limón, mango, entre otros.

Contamos con infinidad de cosas por explorar, tenemos un lugar maravilloso, innovemos, aprendamos de esta pandemia que hoy nos tiene por los suelos, no sigamos viviendo sólo del turismo, claro que siempre será nuestra carta de presentación ante el mundo, pero debe ser un ingreso más y no el único.

Gobernadora electa, presidenta electa, busquen los mejores perfiles en todos los ámbitos, los amigos siempre serán amigos y entenderán que hoy Acapulco necesita gente con talento e ideas frescas, ya no más de lo mismo, ¡El Cambio es hoy!.

COMPARTIR