Agentes Federales del Instituto Nacional de Migración (INM) localizaron y detuvieron a 133 personas extranjeras “que se encontraban hacinadas y en condiciones insalubres en una casa de seguridad en el municipio de San Francisco Tlaltenango, Puebla”.

A las 11:00 horas, con el apoyo coordinado de la policía ministerial y estatal, se localizó la vivienda -ubicada a 45 minutos de la capital de la entidad y a 120 minutos de la Ciudad de México-, donde permanecían sin alimento ni agua potable 53 personas originarias de Guatemala, 43 de El Salvador, 24 de Honduras, 11 de Nicaragua y dos de Haití que no pudieron comprobar su estancia regular en México.

En un comunicado donde se destaca que se rescataron a 133 migrantes, pero no se especifica si hubo traficantes de personas detenidas o de quién se rescató a los extranjeros, se indica que fueron identificados 45 menores de edad, uno de las cuales viajaba sin compañía: 18 provenientes de El Salvador; 14 de Guatemala; nueve de Honduras y cuatro de Nicaragua, quienes quedaron –en compañía de sus familiares- bajo la tutela de la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes, y del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la entidad.

“Estas acciones forman parte de la estrategia nacional para atender el flujo migratorio irregular, en el marco de la Ley de Migración, su reglamento, y con estricto apego a los derechos y salvaguarda de las personas en contexto de movilidad, y con atención especial a grupos vulnerables como niñas, niños y adolescentes”, se lee en el boletín difundido por la dependencia.

COMPARTIR