Agencias 

A pesar de que personal de la Policía Estatal, de la Guardia Nacional y de la Policía Federal continúan realizando recorridos de seguridad y vigilancia en barrios y colonias de Zumpango, cabecera del municipio de Eduardo Neri, con el objetivo de prevenir e inhibir la comisión de delitos, resguardar a la población y garantizar el orden público, los ciudadanos de este municipio se encuentran viviendo horas de angustia, terror y zozobra. 

 

La alcaldía de Zumpango fue baleada hace dos días y se presume en redes sociales, que esto fue  un ataque frontal contra Abel Lucena, cuñado de la alcaldesa de este municipio, Natividad López González.

 

Quienes siembran terror vía whatsapp en los distintos chats, aseguran que, en caso de no entregarse esta persona antes de las tres de la tarde, tomarán represalias contras las escuelas de dicha municipalidad.

 

Y en un segundo mensaje, el grupo delincuencial que emprendió el terrorismo virtual, aseguró que como este personaje no se entregó, “se les advirtió hoy se te acabó la suerte se chingan todos, Abel da la cara puto pocos huevos y se chinga también la puta presidenta uno de los dos no corre”.

 

Amenazando con que “en cualquier rato se jode esto”… “se les dijo que sus hijos no anduvieran en las calles”.

 

Como parte de estas acciones, los elementos reforzaron también la seguridad en las inmediaciones de instituciones educativas y establecieron puestos de vigilancia policial en la carretera federal Chilpancingo-Mezcala.

 

Sin embargo, hoy maestros manifestaron que suspenderán las clases como medida para exigir la presencia de la Guardia Nacional, ya que es la única manera en que lleguen a realizar rondines, puesto que ya lo comprobaron con antelación en otra acción similar. 

 

Por lo que aseguraron que realizarán un paro indefinido hasta que se instale un destacamento de la Guardia Nacional en esta cabecera municipal.

 

Cabe destacar que durante el despliegue policial realizado el día de hoy por la policía estatal, no se registraron incidentes y los pobladores realizan sus actividades cotidianas con normalidad.

COMPARTIR