Por Ignacio Hernández Meneses

Para el diputado local de Morena, Zeferino Gómez es urgente y necesaria la reingeniería financiera porque es vital la “disciplina financiera”. En este contexto, la alcaldesa Adela Román anunció el pasado 7 de enero que el proyecto de “reingeniería” contempla la desaparición de 265 unidades administrativas, jefes de áreas, y subdirecciones y que se requieren de al menos 200 millones de pesos.

Ante reporteros dijo que para superar los problemas financieros que enfrenta el gobierno municipal de Acapulco, heredados de administraciones pasadas, respaldó la propuesta de la alcaldesa Adela Román Ocampo para implementar el proceso de reingeniería administrativa en el Ayuntamiento porteño.

Explicó que desde hace muchos años la nómina de trabajadores en el Ayuntamiento se incrementó de manera abrupta, pagando costosos salarios, en puestos sin beneficio para la sociedad, lo que impacta negativamente en obras y acciones que reclaman los habitantes, en este contexto, indicó que “me parece un tema sumamente acertado el hecho que hayan tomado está importante decisión de echar andar está estrategia, de una nueva reingeniería administrativa en un Ayuntamiento donde han tenido muchos problemas de carácter financiero; yo estoy seguro que a través de esta estrategia, de este mecanismo, se van a resolver una serie de temas de carácter financiero, en la parte administrativa, y por supuesto, esto generará más recurso para hacerle frente a una serie de necesidades en este bello puerto de Acapulco”.

Sostuvo que “como diputado lo celebro, me parece una decisión la desaparición de 265 unidades administrativas y el ahorro de más de 200 millones de pesos anuales, la propuesta es atinada y quiero decirles que desde el Congreso también haremos lo posible para que en materia financiera Acapulco tenga más apoyo y con ello hacerle frente a las necesidades que se tienen”.

Finalmente, el legislador morenista Zeferino Gómez manifestó que el trabajo que realiza la alcaldesa Román Ocampo podrá verse mejor reflejado en materia de obra pública, drenaje, agua potable, repavimentación de calles, alumbrado público, entre otros trabajos y acciones que dignifican la vida de los habitantes del municipio más importante del estado de Guerrero, pero con disciplina financiera.

El pasado 7 de enero, la alcaldesa Adela Román Ocampo, dio a conocer el proyecto de reingeniería que contempla aplicarse en este año en la administración pública municipal.

De acuerdo a datos, la presidenta, informó que la reingeniería en el ayuntamiento, en una primera etapa, contempla, reducir de 808 unidades administrativas que se tienen a 540, desapareciendo 265 de estás.

Las unidades administrativas, a desaparecer, este año con la reingeniería, son subsecretarios, jefes de áreas, y subdirecciones, y para terminar la relación laborar con quienes estén al frente de estos cargos, se requieren por lo menos de 200 millones de pesos.

COMPARTIR