Pero aterrizando en la vida real, en colonias populares y de la zona suburbana, las familias se siguen duchando a golpe de palangana, pero antes tiene que acarrear el vital líquido con cubetas, botes o garrafones.

COMPARTIR