El representante de Wikileaks Kristinn Hrafnsson dijo que Julian Assange ha sido víctima de una “operación de espionaje extensa” en la embajada ecuatoriana en Londres. En rueda de prensa, afirmó que unos individuos contactaron con ellos pidiéndoles 3 millones de euros a cambio de las fotos y grabaciones o empezarían a publicar el material. Aseguró, además, que este material ha llegado a la administración de Trump.
COMPARTIR