Eduardo Salgado Sánchez

Acapulco, Gro., 03 de agosto de 2018.- El nuevo comandante de la Novena Región Militar con sede en Acapulco, Juan Manuel Rico Gámez afirmó que la violencia que en últimos días ha repuntado en el puerto  es producto de una pugna entre grupos delincuenciales y señaló que para combatirlos, es necesario un trabajo en conjunto entre sociedad, gobierno y corporaciones.

En breves declaraciones a reporteros después de rendir protesta, el nuevo jefe militar manifestó que dichas pugna se da derivado a que los grupos delincuenciales buscan generar espacios y que en ese contexto, se está afectando a la ciudadanía en general, lo cual precisó será factor de análisis que se tomara en cuenta para una mejora.

Reconoció que estar al frente de la Novena Región implica un reto, el cual adelantó se enfrentará con inteligencia, análisis de las situaciones y la búsqueda de alternativas que se tomarán en conjunto con los gobiernos estatal y municipal.

Dijo tener en claro que Guerrero atraviesa una cuestión compleja, la cual insistió requiere un trabajo en conjunto entre sociedad, fuerzas armadas y gobierno.

Aseguró que llega al mando con toda la disposición de brindar su mayor esfuerzo en trabajar de manera coordinada con las autoridades estatales y municipales, a fin de dar paz y seguridad a la entidad.

“Seguimos en la misma línea de trabajo de apoyo total al estado para generar esas condiciones que todos queremos”, sostuvo.

A pregunta de una reportera que sí habrá modificaciones en cuanto a operativos, Rico Gámez adelantó que se revisaran para saber qué es lo que se puede mejorar.

El jefe militar dijo conocer la situación de violencia que priva en el estado, recordando que años atrás estuvo al frente de la 35 zona militar de Chilpancingo.

COMPARTIR