Por Ignacio Hernández Meneses

En Guerrero, será muy difícil la reconciliación, “hay mucho dolor en las familias heridas por la violencia, y la paz no va construirse con esquemas rígidos”, advirtió Álvaro Ureta Fernández, presidente del Colectivo por la Construcción de Territorios de Paz.

Expuso con preocupación, que colocándonos en los zapatos de esa gente, puede haber perdón pero no olvido, “es algo muy complejo, tenemos que explorar todos los caminos”.

El promotor y defensor de los derechos humanos en Guerrero, Álvaro Ureta Fernández reconoció que ya una iniciativa valiosa orientada al restablecimiento pleno de la paz social, hay una iniciativa de amnistía que implica el perdón, por ello, en este Colectivo de Construcción de Territorios de Paz, se tiene la esperanza de que la reconciliación es viable.

Entrevistado en el auditorio de la unidad académica de Medicina de la UAGro, consideró que el tema de la amnistía es profundo, “hay un avance en esa iniciativa con las acciones que se están tomando, implica perdón, y estamos viendo muchos espacios donde es posible la reconciliación”.

 

“En muchos casos no habrá perdón…”

 

“Es viable la reconciliación pero esa reconciliación requiere de todo un trabajo y dialogo, tenemos que dialogar, en muchos casos no habrá perdón, hay mucho dolor, han emigrado, han salido de sus pueblos y los gobiernos no han puesto la atención adecuada”, sostuvo el activista luego de reconocer que las organizaciones no gubernamentales están desarrollando un trabajo de concientización muy importante, y que por eso hay muchas esperanzas para retorna a la paz.

En el tema de la Guardia Nacional, valoró que su nacimiento es un logro importante en este grave escenario de violencia y sangre, pero se requiere la participación activa de la sociedad civil para la construcción de la paz.

“La Guardia Nacional es muy importante, es un logro haberla aprobado pero se requiere un trabajo desde abajo, que la sociedad esté de la mano, que participe, que se cumplan las leyes”, puntualizó Álvaro Ureta Fernández, presidente del Colectivo por la Construcción de Territorios de Paz.

 

COMPARTIR