Guillermo Hernández Acosta

 

Cerca de 60 pobladores de Papanoa llevaron a cabo un bloqueo a la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo para exigir al gobierno federal la construcción de aproximadamente 50 viviendas que resultaron dañadas por los sismos del 2014.

 

Los damnificados acusaron a la ex secretaria de Sedatu Rosario Robles Berlanga de que sólo fue a la comunidad a engañarlos y a tomarse la foto con el entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Los pobladores se colocaron a la altura del panteón municipal cerca de las 8:00 de la mañana, atravesaron un camioneta a la que le colocaron cartulinas con sus demandas, además de troncos y piedras para impedir el paso de los automovilista.

 

Los quejosos señalaron que ya estaban cansados de tantos engaños de parte de las autoridades estatales y federales y que la única alternativa era bloquear la carretera federal sin importar el daño ocasionado.

Recordaron que la Sedatu sólo realizó un censo en las casas afectadas, se tomaron la foto y todo quedó en papeles y dejaron en la incertidumbre a las familias que en repetidas ocasiones fueron engañadas.

 

Luego de 2 horas, llego hasta este lugar el delegado regional de gobierno en Costa Grande Juan Méndez Nogueda quien dialogó con los inconforme y logró que se abriera el tránsito cada 30 minutos por 5 minutos de paso, sin aceptar la propuesta de que llevarían una comisión de pobladores a la capital del estado para dialogar con la representante de Sedatu, propuesta que no prosperó.

Los pobladores decidieron mantener el bloqueo a la carretera de manera definitiva.

COMPARTIR