Un adolescente lanzó una bomba lacrimógena en un bar cerrado con pocas vías de escape en el que se encontraban 500 personas

Caracas, (EFE).- El ministro de Interior de Venezuela, Néstor Reverol, dijo hoy que son 18 los fallecidos por una estampida en una fiesta en el oeste de Caracas causada por el lanzamiento de una bomba lacrimógena en un recinto cerrado con pocas vías de escape en el que se encontraban 500 personas.

El ministro, que el sábado informó de la muerte de 17 personas, incluyendo 8 menores de edad que celebraban su graduación de bachilleres, no dijo si la persona que se suma a la lista de fallecidos era un adulto o un adolescente.

“Hubo una riña y un adolescente que ya está convicto y confeso (…) manipuló el artificio lacrimógeno, se activó la bomba lacrimógena, la bomba lacrimógena no causó el fallecimiento de esas 18 personas, fue la estampida de 500 personas que se encontraban en un lugar”, dijo Reverol en declaraciones a periodistas.

Al ser consultado sobre la razón por la que un adolescente tenía en su poder una bomba lacrimógena teniendo en cuenta que este tipo de artefacto solo puede ser adquirido y usado por el Estado, Reverol señaló que estos datos forman parte “de la investigación” que se ha abierto sobre el caso.

COMPARTIR