Ignacio Hernández Meneses

Frente al Primer Informe Presidencial que presentó Andrés Manuel López Obrador, la seguridad y la salud “es un pendiente grande para el país”, aseveró la diputada morenista Mariana García Guillén, sin embargo, reconoció que “vale la pena tener un presidente digno y combativo, donde la ruta va bien”.

Precisó que el saldo es favorable, ya que a pesar de que el titular del Poder Ejecutivo Federal recibió un país en ruinas, con un alto de grado de corrupción e impunidad, se registró en este lapso un crecimiento laboral por el orden del 2.6 por ciento y ya hay becas para todos los niños y jóvenes pobres del país, además de la apertura de 100 universidades.

La joven legisladora del Movimiento de Regeneración Nacional sostuvo que pese a la adversidad, con el presidente López Obrador y su proyecto de la Cuarta Transformación de la República “hay un camino esperanzador” para la mayoría de los mexicanos, “el país está avanzando, se están haciendo las reformas necesarias y se están replicando en Guerrero”.

Sostuvo que se avanza poco a poco y que estamos ante un grave escenario, donde dijo que “estamos rotos por dentro” y que falta la promoción de valores en muchos hogares.

COMPARTIR