Juan José Romero

El vocero de seguridad, Roberto Álvarez Heredia, urgió la “reconstrucción”, de la policía municipal de Chilpancingo que desde enero no está en funciones por ser investigada por la Fiscalía General del Estado.

El funcionario estatal, hizo un llamado a la fiscalía a agilizar la investigación que realiza para que los uniformados que no tengan responsabilidad puedan regresar de nueva cuenta a sus labores de prevención del delito.

“Hacemos un llamado para que se agilicen los procesos de investigación que realiza la fiscalía general del estado para poder deslindar responsabilidades que correspondan por lo sucedido hace unos meses en la capital”.

La idea dijo Álvarez Heredia es que el Grupo de Coordinación Guerrero pueda tomar “decisiones”, orientadas al fortalecimiento de las capacidades de la policía preventiva de la capital.

Mencionó que a pesar del esfuerzo de la autoridad municipal representada por el alcalde Jesús Tejeda, es necesario que la fiscalía concluya con su investigación e impute los delitos que tenga que imputar a los responsables, sostuvo.

Agregó que con esto, los elementos puedan integrarse a los trabajos que realiza al policía estatal, coordinados con la Policía Federal, el Ejército junto con la fiscalía general del estado y la PGR, en materia de seguridad pública.

Cabe recordar que desde enero de este año, los más de 100 elementos de la policía preventiva municipal de Chilpancingo, fueron “encuartelados”, para ser investigados por los señalamientos de la desaparición de 7 personas, y el asesinato de dos de ellas.

COMPARTIR