Juan José Romero

Chilpancingo, 24 de mayo del 2018.- El vocero en materia de seguridad, Roberto Álvarez Heredia, se urgió a las autoridades municipales una mayor participación en el combate a la inseguridad en coordinación con los otros dos órdenes de gobierno.

“Lo que estamos viviendo en Guerrero parte de una circunstancia de cómo están las corporaciones policías a nivel municipal, toda la responsabilidad de la policía, de la protección ciudadana recae  especialmente en la policía del estado”, indicó.

El funcionario dijo además que una de las medidas que se tienen que hacer para terminar con la impunidad, es trabajar en “grandes decisiones” que tome el estado mexicano para fortalecer los cuerpos de seguridad los municipios, y que en Guerrero son 81, para que se sumen a las tareas que realiza la policía estatal y la federación.

La idea dijo es hacer una “triple” alianza entre el municipio, el estado y la federación para combatir a los delincuentes y terminar con uno de los mayores puntos que consideró importantes que es la impunidad, y eso se podría lograr dijo en la medida en que todas las instituciones de los tres niveles trabajen unidas, aseguró.

Además, Álvarez Heredia consideró que se debe hacer una revisión exhaustiva de las condiciones en que trabaja el ministerio público, pues reconoció que en muchos lugares se requiere de un MP, pero no existe, o si existe “está muy debilitado”.

Recordó la agencia del ministerio público del municipio de Arcelia en la zona de Tierra Caliente en donde grupos delictivos se han metido a sacar personas que han sido detenidas, lo cual representa un problema que consideró necesario atender.

Sin embargo, se trata dijo de una decisión que se debe tomar desde el gabinete de seguridad nacional, para que estas decisiones sean compartidas en los tres ámbitos de gobierno, porque los ayuntamientos son los que no participan en labores de combate a la inseguridad, insistió.

“El problema es complejo pero lo que se está haciendo ahorita es trabajar en unidad y en coordinación para enfrentar con todos los recursos que tiene disponible el estado y la federación a la delincuencia que está en una situación alarmante”.

Agregó que existen por lo menos dos factores más que se han dejado de lado, y que es el flujo de armas que llegan al estado provenientes de Estados Unidos de Norteamérica, y la nula atención al consumo de drogas que considero que ha aumentado en la unión americana lo que genera una demanda que a su vez presiona a las regiones productoras de heroína, lo que también genera la dinámica de violencia que se está viendo actualmente, sostuvo.

COMPARTIR