Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en Madrid ha logrado por primera vez que un tumor de páncreas desaparezca en animales. Estos tumores son muy parecidos en los humanos pero esta terapia se ha podido hacer solo por manipulación genética. A Mariano Barbacid, que lidera este equipo, le preocupa mucho “dar falsas esperanzas. Quiero dejar muy claro que no va a servir para las personas que en estos momentos tienen cáncer de páncreas” pero “esto lo que hace es abrir nuevas puertas”.

COMPARTIR