La mañana de este domingo turistas en estado de ebriedad que viajaban en un vehículo Audi con placas del estado de México, llegaron a la despachadora uno de la gasolinera de Costa Azul, pidiendo lo que le faltaba para llenar su tanque que fueron cerca de $738.

Sin dejar que terminara de despachar la gasolina ellos arrancaron y se dieron a la fuga, una de las despachadoras resultó lesionada al recibir golpes en la cadera y esta cantidad será descontada a la misma si no se da con los responsables.

COMPARTIR