Eduardo Salgado Sánchez

 

Miembros de la Federación de Transportistas de las Costas de Guerrero (Fetrag) protestaron de manera pacífica en el Asta Bandera para exigir una auditoría al director de transportes Miguel Ángel Piña Garibay  por la presunta entrega de concesiones de manera irregular.

Pasadas las 10 de la mañana, unos 200 taxistas a bordo de sus unidades se estacionaron en doble fila a lo largo de la costera,  del Asta Bandera al rollar del parque Papagayo, lo cual ocasiono tráfico en la zona. 

En declaraciones a reporteros, el presidente de la Fetracg, Genaro Bernal Ortega exigió la revisión de padrones de todas las concesiones y el cierre del mismo en los 81 municipios de la entidad.

Afirmó que a lo largo y ancho de la entidad, se han otorgado concesiones a “más no poder” y que han sido otorgadas sin expedición inicial y solo con pago de renovación.

Detalló que en el caso de Acapulco, hay más de cinco mil concesiones mal otorgadas con pago de renovación anual, lo cual dijo no debe seguir sucediendo.

“Estamos solicitando que auditen al director de transporte en la entidad, que lo fiscalicen y se haga una mesa de revisión de las concesiones para que de ahí, ya cuando se den los resultados, ya se apliquen sanciones”, resaltó.

Expresó que es importante que el gobernador ponga orden en la dirección del transporte en la entidad y poner un alto a las anomalías en la oficina que se supone, debe ordenar al gremio.

Advirtió que iniciara una escalada de protestas de todos los lideres transportistas en la entidad que de manera pacífica, solicitaran se revise el manejo de la dirección de transportes, “no queremos causar afectación al gobernador pero,  queremos esa revisión donde se van a generar muchos claros oscuros que hay y no lo digo yo, lo dicen los documentos”.

Señaló que la revisión a la dirección del transporte deberá ser integrada por la comisión del transporte en la entidad, el Congreso Local, la Secretaría de Finanzas y Administración en la entidad y la secretaría particular del ejecutivo estatal.

Por su parte, el coordinador estatal Álvaro Bracamontes Torres llamó al gobernador Héctor Astudillo Flores a instalar una mesa de trabajo para revisar el conflicto del transporte público en Guerrero y el desempeño de sus funcionarios.

También exigió un alto al acoso y asaltos de los inspectores de la dirección de transportes, de quienes dijo solo sirven para estirar la mano y extorsionar a los conductores sin motivo alguno.

Una media hora después, los manifestantes se retiraron del lugar en espera de ser atendidos por el gobierno estatal.

COMPARTIR