Cuatro personas muertas y otras cuatro resultaron heridas tras un tiroteo la noche del viernes en una fiesta de disfraces de Halloween en una casa en Orinda, en California.

Al lugar acudieron la policía y los equipos de emergencia.

La fiesta fue anunciada en redes sociales y más de 100 personas se encontraban en el lugar cuando ocurrió el tiroteo, versiones indican que el tiroteo lo realizó un hombre con una ametralladora.

COMPARTIR