Eduardo Salgado Sánchez

 

Acapulco, Guerrero, 6 de enero de 2019. Tras lamentar los nuevos hechos sangrientos ocurridos este sábado en el Zócalo que dejaron un hombre muerto y el pánico de los que en el lugar se encontraban, el arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, una vez más llamó a toda la ciudadanía en general a construir la paz para la ciudad.

En conferencia dominical en catedral, el prelado consideró como triste y desgarrador ver como lloraba la madre de la víctima asesinada en el acceso contiguo al templo, donde en ese momento se efectuaba la misa de la tarde.

En ese entendido, el jerarca católico envió una palabra de consuelo a sus familiares y a todos los que han sido víctimas de la violencia, haciendo énfasis en que todos los ciudadanos son necesarios para la construcción de la paz y también, que las autoridades deben de hacer lo propio y no dejar en la impunidad los crímenes perpetrados, realizar todas las investigaciones y trabajos de inteligencia para llegar al conocimiento de la verdad.

“Todos somos necesarios en la construcción de la seguridad en la sociedad; quienes tienen a su cuidado el bien común no dejar impunes crímenes y delitos, el trabajo de inteligencia para evitar aquellas situaciones que puedan evitarse, la presencia de la policía es de gran ayuda pero no puede estar en todas partes”, expuso.

El prelado abundó que la seguridad se finca “en cada uno de nosotros” en no hacer daño a nadie, “de ser para los demás el bien que Dios ha hecho de cada uno”.

Dijo que lo anterior hace mirar hacia las familias, escuelas, iglesias para que se logre que desde los niños hasta los adultos, miren sumamente valiosa su vida y persona y expresó que debe reflejar al resto de las personas su gran valía y reconocimiento.

“Ayudemos a cada persona desde la niñez a disfrutar la paz y el gozo de hacer el bien a los demás, que no desee acercar a nadie la tentación de hacer el mal para ser grande”, expuso.

A pregunta de una reportera que si por la violencia que se ha presentado en el zócalo, tanto por el ocurrido este sábado y  los diversos sucesos del año pasado se pedirá seguridad en la plaza Juan Álvarez, expresó que en las ocasiones que podido dialogar con las autoridades encargadas de la seguridad en Acapulco, ha pedido para todos lados, pues subrayó que no pueden darse espacios privilegiados.

Indicó que los horarios de las misas no han cambiado por los hechos ocurridos en las inmediaciones de la catedral expuso que cada primer jueves del mes, se realiza una procesión por el Zócalo y se realizan oraciones en donde ha habido fallecidos.

Por otra parte, sobre la controversia del presupuesto de egresos que propuso el gobernador Héctor Astudillo Flores y que no se aprobó antes del 31 de diciembre en el Congreso ante la ausencia de diputados de la bancada de Morena, Monseñor Leopoldo consideró que dicha controversia entre ambos poderes es una oportunidad ideal para dar un ejemplo de resolver el debate con el dialogo.

“Que la búsqueda del bien común sea la luz que oriente el acuerdo; yo pienso que esa situación es una oportunidad para dar el ejemplo de cómo resolver un desacuerdo buscando el dialogo”, concluyó.

COMPARTIR